Cómo garantizar formación de calidad en el deporte

Cómo garantizar formación de calidad en el deporte

Cómo garantizar formación de calidad en el deporte. Expertos en rendimiento deportivo y entrenadores han resaltado la importancia de diseñar programas estructurados y consistentes para garantizar una formación de calidad y una experiencia positiva para los jugadores.

Nos encontramos en la sede de un club importante de la ciudad de Oviedo. Aquí, los entrenadores tienen total libertad para llevar el equipo y diseñar sus propios programas de entrenamiento. Cada uno sigue su propio enfoque. No se dan cuenta de que esta situación está generando una grave falta de unidad en el Club. 

La mayor parte de los entrenadores del Club no utilizan una programación anual. Improvisan en cada entrenamiento según las necesidades detectadas tras el partido del fin de semana. Unos se centran en aspectos técnicos, mientras que otros priorizan la táctica. 

Esta falta de dirección y orientación por parte de los responsables ha llevado al Club a una situación complicada.

Todo esto quedó en evidencia cuando se formó una selección de jugadores de la categoría sub-15, elegidos entre los diferentes equipos del club. Iban a participar en un importante torneo Internacional. Durante el torneo, los jugadores se dieron cuenta de que no se entendían entre ellos al haber recibido consejos y enseñanzas diferentes de sus entrenadores de equipo. 

Habían practicado diversos estilos de juego según el entrenador que tenían y no había forma de unificar criterios. Era evidente la falta de cohesión entre los jugadores de la selección. Como consecuencia, fueron perdiendo partidos, uno tras otro. 

Los jugadores se sintieron frustrados y bastante desmotivados. No entendían por qué habían fallado tanto en el Torneo. 

Además, los padres empezaron a criticar la gestión del club y a expresar su descontento por la falta de un programa común que ofrezca una dirección clara a los jugadores.

Ante esta crisis, los responsables del club se ven obligados a tomar medidas. Se dan cuenta de que la falta de un programa común es la causa del bajo rendimiento del equipo. Deciden actuar de inmediato y convocan una reunión urgente con todos los entrenadores.

En la reunión, los entrenadores discuten los problemas que han surgido debido a la falta de coordinación y colaboración. Comprenden la importancia de establecer un programa de formación unificado que incluya tanto los aspectos técnicos como tácticos, así como el trabajo en equipo y la cohesión.

Con ilusión, los entrenadores empiezan a colaborar estrechamente. Se reúnen regularmente para intercambiar ideas, compartir metodologías y diseñar un programa de entrenamiento integral. Se centran en desarrollar una filosofía de juego común y en fomentar la comunicación y el trabajo en equipo entre los jugadores.

A medida que el equipo se somete a un entrenamiento más cohesionado, los resultados comienzan a mejorar gradualmente. Los jugadores adquieren una mejor comprensión de sus roles en el campo y demuestran una mayor confianza en su capacidad individual y colectiva.

En el siguiente torneo, el equipo consigue un rendimiento sorprendente. La unidad y la cohesión del equipo son evidentes a pesar de pertenecer a diferentes equipos del club. Logran resultados positivos en los partidos clave. 

La victoria no solo mejora la motivación de los jugadores. También atrae la atención de otros clubes y entrenadores que reconocen la transformación y el progreso de la entidad.

El éxito alcanzado, gracias a un programa común sólido y a la colaboración entre los entrenadores, impulsa el prestigio del club. Los jugadores continúan mejorando y alcanzan su máximo potencial. 

El club se convierte, a partir de este momento, en un referente en Oviedo, en lo que atañe a la formación y mejora de sus jugadores.

Garantizar una formación de calidad en tu deporte

Cómo garantizar formación de calidad en el deporte

En muchos clubes de fútbol base no existe un programa unificado. 

Expertos en rendimiento deportivo y entrenadores han resaltado la importancia de diseñar programas estructurados y consistentes para garantizar una formación de calidad y una experiencia positiva para los jugadores.

La falta de un programa unificado normalmente se debe a estos factores. 

  1. La falta de recursos
  2. la falta de coordinación entre los diferentes entrenadores y 
  3. la falta de orientación o dirección por parte de los responsables del club. 

Estos factores mencionados producen, lamentablemente, una gran variedad de enfoques y métodos de entrenamiento dentro del mismo club. Poco a poco se va generando una cierta falta de unidad dentro de la entidad. No cabe duda que todo esto nos lleva a una disminución en la calidad de la formación que se imparte en el Club.

Para garantizar una formación de calidad en tu club, es fundamental confeccionar un programa unificado, generado por los propios responsables, que se utilice, como punto de partida, en todas los equipos y categorías del club. De esta forma, los entrenadores van todos en una misma dirección, mejorando la calidad de la formación.

Garantizar una formación de calidad en tu deporte

Cómo garantizar formación de calidad en el deporte

El equipo técnico es un órgano directivo compuesto por entrenadores experimentados y directivos del club. Su objetivo es diseñar y supervisar el programa de formación en el club. Su papel es fundamental para establecer una estructura sólida que permita una formación de calidad y una experiencia enriquecedora para los jugadores.

Este equipo técnico, antes de diseñar nada, se reúne para analizar las necesidades específicas del club y establecer objetivos claros para la mejora integral de los jugadores. Se trata de definir muy bien el porqué y el para qué del club, así como los valores fundamentales que guiarán la formación de los jóvenes futbolistas.

A partir de ahí, el equipo técnico diseña un programa integral y progresivo que abarca todas las edades y niveles del club. Este programa destaca tanto las habilidades futbolísticas como las sociales y emocionales de los jugadores.

Una vez diseñado el programa, selecciona y pone en marcha las metodologías más efectivas para la enseñanza del fútbol en cada etapa del desarrollo del niño. No sirve el mismo método para jugadores de 6 años que para los que tienen 18. Es muy interesante incluir el aprendizaje a través del juego y el aprendizaje basado en problemas, entre otros. Está comprobado que ambos métodos fomentan la participación activa de los jugadores y su compromiso con el proceso de aprendizaje.

Etapa Preescolar (3-5 años)

En esta etapa, los enfoques pedagógicos son altamente lúdicos y centrados en la exploración. Los niños experimentan el fútbol a través de juegos simples, ejercicios de coordinación y actividades que desarrollen habilidades motoras básicas. Se da prioridad a la diversión y al placer de jugar, evitando presiones competitivas. El juego es un elemento esencial. Aprenden y a la vez se divierten.

Etapa Inicial (6-8 años):

En esta etapa, el aprendizaje a través del juego funciona muy bien. Además  se puede incorporar poco a poco el aprendizaje basado en problemas. ¿Cómo funciona esta metodología? Los entrenadores presentan a sus jugadores situaciones reales de juego y desafíos. Los niños intentan resolverlos utilizando el pensamiento táctico temprano. La pedagogía del juego añade en estas edades también juegos de equipo y pequeñas competiciones. Estos juegos facilitan el trabajo en equipo y mejora la toma de decisiones.

Etapa de Aprendizaje (9-12 años):

En esta etapa, los jugadores están preparados para aprender aspectos tácticos y técnicos más complejos. El aprendizaje basado en problemas es fundamental. El entrenador presenta situaciones en el campo que requieren soluciones tácticas y técnicas. La pedagogía del juego se intensifica, incorporando juegos más estructurados y ejercicios que promueven el entendimiento del juego en equipo, como rondos y ejercicios de posesión.

Etapa de Desarrollo (13-15 años):

Se busca un mayor nivel de especialización técnica y táctica. Continuamos aplicando la pedagogía del juego para el aprendizaje. Son juegos más desafiantes, en los que se promueve el pensamiento táctico. Además, ese enfoque lúdico se combina con ejercicios tácticos que involucren situaciones reales de juego. El aprendizaje basado en problemas se vuelve más complejo, introduciendo tácticas avanzadas y toma de decisiones.

Etapa de Formación (16-18 años):

En esta etapa, se busca la preparación para el alto rendimiento. El aprendizaje basado en problemas busca resolver situaciones específicas de juego, con análisis táctico y técnico profundo. La pedagogía del juego se aplica a ejercicios más complejos, promoviendo la comprensión del juego en su totalidad. El juego orientado a la formación todavía tiene importancia, pero se integra con prácticas más avanzadas que simulan situaciones de juego reales.

El equipo técnico organiza sesiones de capacitación para los entrenadores del club. Es fundamental si queremos que éstos posean los conocimientos necesarios para aplicar el programa de formación diseñado. Además, es bueno que los entrenadores reciban formación continua para poder estar siempre actualizados.

Es fundamental que el equipo técnico realice un seguimiento constante de la implementación del programa y evalúe su eficacia en el rendimiento de los jugadores. Para ello, se utilizan indicadores y métricas específicas que permiten medir el progreso individual y colectivo de los jugadores a lo largo del tiempo.

La función del equipo técnico es actuar como moderadores en la comunicación entre los diferentes entrenadores y categorías del club. En todo momento se esfuerza por fomentar la colaboración y el intercambio de ideas entre todos los implicados para mantener cierta unidad de criterio y una coherencia en la formación en todas las etapas.

Está claro que este comité está siempre abierto a la innovación y a la adopción de nuevas prácticas y enfoques en el desarrollo deportivo. Constantemente está buscando formas de mejorar y procura adaptarse a las necesidades cambiantes de los jugadores y del entorno deportivo.

Este grupo de técnicos se asegura de que todos los involucrados en el programa de formación, incluyendo jugadores, entrenadores y padres, participen en una cultura positiva y respetuosa que fomente el aprendizaje, el crecimiento personal y el trabajo en equipo.

El equipo técnico es el pilar fundamental para garantizar una formación de calidad en el club. Su enfoque estructurado y consistente, así como su compromiso con la mejora continua, contribuyen a crear una base sólida para el desarrollo de futuros talentos deportivos y para el éxito a largo plazo del club.

Garantizar una formación de calidad en tu deporte

Cómo garantizar formación de calidad en el deporte

¿Qué pasos hay que dar para definir una filosofía de juego y un plan de formación en tu club? El primer paso es comprender bien al Club y conocer sus valores fundamentales. Los directivos deben decidir qué tipo de fútbol desean practicar y qué mensaje desean transmitir a través de su enfoque formativo.

Para tener éxito a la hora de definir estos dos aspectos, es esencial involucrar a entrenadores, jugadores, padres y directivos en el proceso de definición de la filosofía de juego. La participación activa de todas las partes interesadas asegura que luego sea aceptada y respaldada por todos, lo que aumenta su efectividad y coherencia.

La filosofía de juego y el proyecto formativo debe enfocarse no solo en el desarrollo de habilidades futbolísticas, sino también en la formación integral de los jugadores como personas. Esto incluye transmitir valores como el trabajo en equipo, el respeto, la disciplina, la responsabilidad, el esfuerzo y la ética deportiva.

La filosofía elegida debe definir los principios y el estilo de juego del club. Estos principios deben ser coherentes en todas las categorías y estar alineados con la identidad del club. Si tu Club busca de forma prioritaria la formación a largo plazo por encima de los resultados inmediatos, estos son algunos ejemplos de principios de juego recomendables: la posesión del balón, salir desde atrás jugando, favorecer el juego colectivo, etc.

Aunque es importante tener principios de juego claros, la filosofía también debe ser lo suficientemente flexible como para adaptarse a diferentes situaciones y niveles de juego. Debe permitir la evolución y el ajuste a medida que los jugadores progresan y las circunstancias cambian.

Metodología del juego

Un buen proyecto de formación procura implantar una enseñanza basada en el juego, donde los jugadores aprenden, a través de la experiencia práctica, a tomar decisiones en situaciones reales de juego. 

Tenemos muy claro que el juego es una herramienta poderosa para el aprendizaje y para el desarrollo de habilidades futbolísticas y cognitivas. Estamos seguros de que esta metodología, poco a poco, nos ofrecerá resultados sorprendentes.

Tanto los entrenadores como los directivos del club deben, en primer lugar, comunicar insistentemente esta filosofía basada en el juego, y luego promoverla con insistencia. 

Pero, ¿de qué sirve comunicar y promover estas ideas si no nos aseguramos antes de que todos estén alineados con los objetivos y valores del club? Si lo consigues, evitarás mensajes contradictorios que lo que hacen es confundir a los jugadores. De ahí la importancia de involucrar a todos en la definición de dicha filosofía y valores, como ya hemos advertido anteriormente.

La filosofía de juego es constantemente evaluada a lo largo de la temporada. Es deber del Comité deportivo revisar periódicamente cómo se pone en práctica la filosofía y si está logrando los resultados deseados.

Se trata de conseguir una identidad atractiva para el club. Es una buena herramienta para atraer y retener a jugadores talentosos, entrenadores comprometidos. Además, con esta identificación con el Club, consigues el apoyo de todos.

Ya hemos dejado claro que esta filosofía de juego y este plan de formación tienen siempre una perspectiva a largo plazo. Se centra, exclusivamente, en el desarrollo de los jugadores.

Al establecer una filosofía de juego y formación sólida y coherente, los clubes de fútbol base ofrecen una experiencia formativa más enriquecedora y aseguran que los jugadores adquieran no solo habilidades futbolísticas, sino también valores y habilidades que los acompañarán a lo largo de sus vidas.

Establece un plan de formación progresivo en tu equipo

Cómo garantizar formación de calidad en el deporte

Para conseguir un enfoque estratégico eficaz, establece un plan de formación progresivo de las habilidades futbolísticas de los jugadores, a medida que avanzan en su formación. 

El objetivo es asegurar que tus jugadores adquieran las habilidades adecuadas en cada etapa de su desarrollo. De esta forma consiguen un crecimiento continuo y un rendimiento óptimo en el futuro. 

Con ayuda de los entrenadores, se trata de identificar las habilidades futbolísticas fundamentales que los jugadores deben adquirir en cada etapa de formación. Se incluyen aspectos tanto técnicos, tácticos, físicos y actitudinales. Posteriormente, todo el programa de formación del Club se reparten en etapas claramente definidas.

En el fútbol base, se pueden identificar diferentes etapas de desarrollo que los jugadores atraviesan a medida que crecen y progresan en su formación deportiva. Estas etapas están relacionadas con el desarrollo físico, técnico, táctico y actitudinal de los jóvenes futbolistas. Estas son las etapas más comunes:

Etapa Preescolar (3-5 años):

En esta etapa, los niños se inician en el fútbol de manera recreativa y lúdica. Su formación se basa en el desarrollo de habilidades motoras básicas, como correr, saltar y lanzar. No hay un énfasis específico en tácticas o técnicas, y se prioriza el juego y la diversión.

Etapa Inicial (6-8 años):

Durante esta etapa, los niños comienzan a involucrarse más en el fútbol organizado. Se introducen conceptos técnicos básicos, como el control del balón y los pases simples. Los entrenamientos siguen siendo principalmente lúdicos y se fomenta el desarrollo de la coordinación y la socialización.

Etapa de Aprendizaje (9-12 años):

En esta etapa, los jugadores continúan desarrollando habilidades técnicas más avanzadas, como los regates y los tiros a puerta. Se introducen conceptos tácticos básicos, como la posición en el campo y el juego en equipo. Los partidos se vuelven más competitivos, pero aún se prioriza la formación sobre los resultados.

Etapa de Desarrollo (13-15 años):

Durante esta etapa, los jugadores experimentan un mayor crecimiento físico y hormonal. Los entrenamientos y partidos se enfocan en desarrollar la comprensión táctica del juego, las habilidades de toma de decisiones y el trabajo en equipo. Los entrenamientos se vuelven más intensos y se enfatiza el desarrollo físico y técnico.

Etapa de Formación (16-18 años):

En esta etapa, los jugadores están cerca de alcanzar la etapa adulta y pueden participar en equipos juveniles más competitivos. Se sigue trabajando en el desarrollo táctico y técnico, pero también se prioriza la preparación física y mental para el fútbol de alto rendimiento.

Es importante tener en cuenta que estas etapas son aproximadas y pueden variar según las estructuras y sistemas de formación de cada club. 

Además, el desarrollo de cada jugador es único y puede variar significativamente. Lo que le puede ir bien a uno, no es útil para otro. La formación en el fútbol base se adapta a las necesidades y capacidades individuales de cada jugador. En el club hemos de garantizar siempre una experiencia positiva y un desarrollo óptimo de cada uno de los jugadores.

Es esencial establecer una secuencia lógica de aprendizaje

que garantice una progresión en las habilidades que sea coherente. Cada habilidad se construye sobre la base de las habilidades previamente adquiridas, lo que permite a los jugadores desarrollar una comprensión completa del juego.

Tras definir bien los contenidos de cada etapa, ha llegado el momento de que los entrenadores diseñen ejercicios y actividades que se adapten a las habilidades y capacidades de los jugadores en cada etapa. Estos ejercicios deben ser desafiantes pero alcanzables, que permita, a los jugadores, desarrollar sus habilidades de manera efectiva.

El aprendizaje de estas habilidades ofrece a los jugadores la oportunidad de aplicarlas en situaciones reales de juego. Es importante que comprendan cómo usar sus destrezas en contextos de juego reales y que desarrollen su capacidad para tomar decisiones rápidas y efectivas en el campo.

El progreso de los jugadores no puede dejarse de evaluar continuamente y proporcionarles retroalimentación constructiva. De esta forma los jugadores pueden identificar sus áreas de mejora y corregirlas con una fuerte motivación.

A medida que los jugadores avanzan en su formación, se les ofrece una mayor autonomía y responsabilidad en su propio desarrollo. Los entrenadores ayudan a los jugadores a establecer metas individuales y a tomar decisiones sobre su entrenamiento y participación en el juego.

El programa de formación es constantemente revisado y ajustado según las necesidades y el progreso de los jugadores. El comité deportivo repasa periódicamente el programa para garantizar que sigue siendo efectivo y relevante.

Implementar un adecuado programa progresivo permite que los jugadores alcancen su máximo potencial y se conviertan, a la larga, en futbolistas completos y competitivos. Además, les proporciona una base sólida para seguir desarrollándose.

Formar-a-tus-entrenadores-es-la-clave.j

Cómo garantizar formación de calidad en el deporte

Con una buena capacitación de los entrenadores de tu Club aseguras que los jugadores reciban una formación de calidad. Los entrenadores son los principales responsables de guiar y enseñar a los jóvenes jugadores. Por este motivo, debes establecer una formación continua que enriquezca a los jugadores. Cuanto mejor formados estén los entrenadores, mejor rendimiento obtendrás en los equipos.

Los directivos del club evalúan las habilidades

y conocimientos de los entrenadores para identificar las áreas en las que necesitan mejorar. ¿Cómo se pueden obtener estos datos? A través de observaciones en campo, encuestas y de la propia retroalimentación de los entrenadores y jugadores.

Una vez identificadas las necesidades de capacitación, desarrolla programas personalizados para cada entrenador. Cada uno tiene diferentes fortalezas y áreas de mejora, por lo que la capacitación se adapta a sus necesidades individuales.

La capacitación de los entrenadores es un proceso continuo y no un evento puntual. El Club ofrece oportunidades de formación regular a los entrenadores, como talleres, seminarios, cursos en línea y asistencia a conferencias. Es una buena forma de mantenerlos actualizados, con las mejores metodologías para el desarrollo deportivo.

Otras medidas

El Comité deportivo establece alianzas con expertos en desarrollo deportivo, psicología del deporte, nutrición y otras disciplinas relevantes. Invita a especialistas a dar charlas y talleres en el club. En definitiva, consigue enriquecer la formación de los entrenadores con la idea de proporcionarles nuevas perspectivas.

La capacitación a tus entrenadores se centra siempre en un aprendizaje práctico. Procura que los entrenadores practiquen en el campo lo que han aprendido de forma teórica. Los ejercicios prácticos basados en el juego son especialmente efectivos para que los entrenadores aprendan cómo aplicar diferentes metodologías en situaciones reales.

El Club establece un programa de mentoría en el que los entrenadores más experimentados guían y apoyan a los nuevos entrenadores. Esta mentoría es muy eficaz porque proporciona orientación y retroalimentación personalizada, que es de gran ayuda a los entrenadores con poca experiencia.

Es importante fomentar un ambiente de trabajo en equipo entre los entrenadores, donde se compartan experiencias, conocimientos y buenas prácticas. La colaboración entre los entrenadores genera un ambiente de aprendizaje positivo y enriquecedor.

La idea es crear una cultura dentro del club que valore la capacitación y el aprendizaje constante.

Al invertir en la capacitación y desarrollo de los entrenadores, tu club consigue contar con un equipo altamente calificado y comprometido que ofrece una formación de calidad para los jugadores y un ambiente positivo y enriquecedor en el club.

Te presento algunos autores y sus libros que abordan temas relacionados con la formación de calidad en el fútbol base, desarrollo deportivo, liderazgo y otros aspectos relevantes para que puedas profundizar un poco más:

Horst Wein

Libro: “Fútbol a través de Coordinación”
Horst Wein es un reconocido entrenador y pedagogo del fútbol. En este libro, se centra en la importancia de desarrollar la coordinación motriz en los jóvenes jugadores desde edades tempranas. Proporciona una amplia gama de ejercicios y actividades que fomentan el desarrollo de habilidades básicas y técnicas, lo que es esencial para una formación de calidad en el fútbol base.

Víctor Manuel Vucetich

Libro: “La Excelencia en el Liderazgo Deportivo”
Víctor Manuel Vucetich es un entrenador de fútbol mexicano con una vasta experiencia en el deporte. En este libro, comparte sus reflexiones sobre el liderazgo deportivo y cómo los entrenadores pueden mejorar su desempeño para guiar eficazmente a sus equipos. Aborda temas como la comunicación, la motivación y la gestión del talento, brindando consejos prácticos para ser un líder exitoso en el ámbito del fútbol base y profesional.

Dan Abrahams

Libro: “Soccer Tough: Simple Football Psychology Techniques to Improve Your Game”
Dan Abrahams es un psicólogo deportivo especializado en fútbol. En este libro, ofrece técnicas psicológicas simples pero efectivas para mejorar el rendimiento de los jugadores en el campo de juego. Aborda aspectos como la confianza, la concentración, el manejo del estrés y la superación de obstáculos mentales que pueden afectar el rendimiento deportivo. Es una lectura valiosa tanto para jugadores como para entrenadores en busca de una formación de calidad.

Piero Ausilio

Libro: “El ADN del Entrenador de Fútbol”
Piero Ausilio, exfutbolista y director deportivo, presenta en este libro una visión integral del entrenador de fútbol y su papel en la formación de jugadores. Aborda aspectos técnicos, tácticos, físicos y psicológicos que los entrenadores deben tener en cuenta para desarrollar el potencial de los jóvenes futbolistas. Es una lectura esencial para aquellos que buscan mejorar sus habilidades de entrenamiento y gestión en el fútbol base.

Fernando Savater

Libro: “Los valores del deporte”
Fernando Savater, filósofo y escritor, explora en este libro los valores éticos y morales asociados al deporte. A través de una reflexión profunda, aborda temas como la competencia, el fair play, la honestidad y la responsabilidad en el contexto del deporte. Es una lectura inspiradora que nos recuerda la importancia de cultivar valores positivos en el fútbol base y en el deporte en general.

Estos libros ofrecen perspectivas valiosas y prácticas para mejorar la formación de calidad en el fútbol base.

Te presento algunas películas que tocan temas relacionados con la formación de calidad en el fútbol base, desarrollo deportivo, liderazgo y otros aspectos relevantes en el contexto del deporte:

“Billy Elliot” (2000):

Esta película cuenta la historia de un joven británico apasionado por el baile, pero cuyo padre quiere que se dedique al boxeo. La película aborda temas de superación personal, perseverancia y el papel de la formación en el desarrollo de los talentos individuales.

“Invictus” (2009):

Basada en hechos reales, la película narra cómo Nelson Mandela, interpretado por Morgan Freeman, usó el rugby como una herramienta para unir a la nación sudafricana tras el apartheid. La película destaca el poder del deporte para inspirar a una nación y forjar el liderazgo inclusivo y el trabajo en equipo.

“El juego de la fortuna” (Moneyball) (2011):

Basada en una historia real, la película sigue a Billy Beane, interpretado por Brad Pitt, quien revoluciona el béisbol profesional al usar estadísticas avanzadas para construir un equipo competitivo con un presupuesto limitado. La película destaca la importancia de la toma de decisiones basada en datos en el deporte.

“Coach Carter” (2005):

Inspirada en hechos reales, la película sigue al entrenador de baloncesto Ken Carter, interpretado por Samuel L. Jackson, quien implementa normas estrictas y altas expectativas académicas para su equipo de baloncesto de secundaria. La película aborda temas de liderazgo, disciplina y la importancia del equilibrio entre el deporte y la educación.

“Million Dollar Baby” (2004):

Esta película narra la historia de una joven boxeadora, interpretada por Hilary Swank, y su entrenador, interpretado por Clint Eastwood. Aborda temas de determinación, sacrificio y la relación especial entre un entrenador y su pupila.

Estas películas ofrecen una perspectiva interesante sobre la formación, el desarrollo y los desafíos asociados con el mundo del deporte, en especial en el contexto del fútbol y otros deportes populares. Cada una de ellas destaca diferentes aspectos de la vida deportiva y proporciona valiosas lecciones sobre liderazgo, perseverancia y el valor del trabajo en equipo.

Cómo garantizar formación de calidad en el deporte

Recuerda que cada club de fútbol base es único, por lo que es importante adaptar el programa a las características y objetivos específicos del club. Un enfoque integral y escalonado garantizará un desarrollo completo de los jugadores, maximizando su potencial y mejorando la calidad del club en general. 

Como puedes ver son bastantes las variables que debes introducir en tu Programa. Puedes intentar confeccionarlo y aplicarlo por tu cuenta o acudir a un profesional con experiencia. Yo puedo ayudarte.

Debo aclararte que para conseguir unificar un programa es necesario implicar a todos los entrenadores en la confección del mismo para que lo sientan suyo. Si lo impones, no lo aceptarán porque pensarán que el suyo es el que realmente vale. Aquí tienes un gran reto

Cómo garantizar formación de calidad en el deporte

Se centra en tres pilares fundamentales:

  1. Los entrenadores/formadores son la clave del éxito. La idea es comprobar con qué entrenadores se cuenta, valorar si son los entrenadores que se necesitan y trabajar con ellos a lo largo del año para que su labor con los jugadores sea realmente eficaz.
  1. Los entrenamientos. Si realmente queremos mejorar los resultados a medio y largo plazo, es necesario evaluar cómo son los entrenamientos y a partir de ahí establecer las correcciones necesarias en cuanto a metodología, programación y formas de juego.
  1. La estructura general. Una vez conocemos cómo se estructura el deporte en la entidad, podremos ofrecer propuestas de mejora estableciendo un equipo de trabajo eficaz que refuerce la labor de los entrenadores. Aquí resaltamos la figura de un coordinador o varios, fundamental para el trabajo que pretendo realizar.

Si estás interesado en recibir más información detallada no tienes más que solicitarla en este e-mail que te adjunto: 

pedromarcet@solofutbolformativo.org

Cómo garantizar formación de calidad en el deporte

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Tumblr
WhatsApp
Email
Telegram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio