Psicología en el deporte

Psicología en el fútbol: ¿por qué lo abandonan tantos niños?

La psicología que se trabaja en el fútbol se ocupa muchas veces del problema del abandono. A tu hijo le puede ocurrir lo mismo si no tienes en cuenta lo que aquí te quiero explicar. El abandono deportivo entre los futbolistas es una de las mayores preocupaciones con las que nos encontramos psicólogos, entrenadores, padres…

Se produce por diversas causas. Podemos destacar principalmente que abandonan cuando pierden el interés y aquí está el principal motivo que hay que evitar. Un jugador debe estar siempre con ganas e interés con su práctica deportiva.

Juan tiene 10 años

cabeceo en el fútbol entrenarlo

Practica fútbol tres días a la semana y el sábado juega su partido. Los domingos acude a tecnificación porque quiere mejorar aspectos de su técnica individual. Hasta aquí todo bien. Es la vida normal de miles de niños que practican fútbol en todo el mundo.  

Una lesión

Pero un día, tuvo una lesión. Estuvo parado un tiempo y se recuperó en dos semanas y el fisio del club le dio el alta. Durante este tiempo, el niño ha disfrutado de otras actividades que antes no practicaba. Llegó el momento de volver a los campos de fútbol pero ha hecho un poco de balance y ya no quiere jugar más.

Dice que no tiene ganas de seguir

Su padre, preocupado, intenta hablar con el niño y después de una buena conversación, saca la conclusión de que se siente muy presionado por el ambiente, el entrenador, sus padres, etc.

Además, argumenta que ya no le gusta el fútbol y que prefiere pasar el día con sus amigos y poder tener tiempo para jugar con ellos.

También deja entrever que ya no es tan bueno como antes.  

Quizá puede pasarte a ti

Muchos padres pensáis que es un caso parecido al de vuestro hijo o que quizá puede pasarnos lo mismo. La pregunta es si se puede hacer algo al respecto o hay que tirar la toalla y dejar que abandone el fútbol.  

Luchar para que no abandone

Como padres hemos de buscar lo mejor para el niño y la práctica deportiva es muy sana y aconsejable con lo que hay que luchar para que no abandone. Por otro lado, no podemos imponer las cosas, hay que convencerle de que lo que nosotros pensamos es lo mejor para él. Para convencerle hemos de utilizar buenos argumentos y explicarlos con cariño y con mucha paz. En el lugar y el momento más adecuado.  

Buscan la comodidad

Lo que está claro es que muchos niños a esta edad tienden a buscar lo más cómodo, lo más fácil, lo que menos problemas les dé. No quieren enfrentarse a dificultades donde haya que aplicar un esfuerzo. No les interesa y procuran huir de todo esto.   Prefiero no beber agua a levantarme para ir a buscarla. Evito leer porque me canso aunque me gusta lo que leo. No voy en bicicleta porque tengo un pinchazo y no quiero arreglarlo. Intento no ir al campo porque hay que desplazarse en coche y subir una cuesta antes de llegar al lugar. Omito el estudio porque casi nunca tengo ganas de hacerlo. No como esto que me gusta tanto porque hay que pelarlo. Es un ir siempre a lo fácil por pura pereza.  

Con el fútbol pasa lo mismo

Ir al fútbol, significa, levantarse pronto el fin de semana, no ver ese programa que me gusta tanto, no poder quedar con los amigos para ese plan, jugar con frío o con calor, aguantar a un entrenador exigente, tener que hacer los deberes por la noche cuando ya estoy muy cansado, recibir golpes, esforzarse mucho, etc.  

Cuando a un niño se le presentan otras actividades donde lo pasa bien sin necesidad de realizar apenas esfuerzo, posiblemente decida dejar el fútbol y piense: para qué todo esto si me estoy perdiendo todo aquello. Es entonces cuando empieza a poner excusas como las que comenta el padre más arriba.

Las excusas en la psicología del fútbol

superar el miedo

“ya no me gusta el fútbol”.

Sí le gusta, lo que pasa es que no le atrae tanto porque necesita realizar esfuerzos y ha descubierto que hay otras cosas que sin tanto esfuerzo también son divertidas.

“prefiero pasar el día con mis amigos”.

Son ellos los que le están seduciendo para que dedique el día a no hacer nada como ellos. A divertirse con ellos con las máquinas niño-tonto en internet. Parecen divertirse pero no saben lo peligrosos que es todo esto para ellos.

“ya no soy tan bueno como antes”.

Sí es bueno pero ya no se esfuerza para seguir mejorando y entonces se hunde definitivamente. Son excusas para convencerse él mismo que debe dejarlo pero no son reales.

  Tu hijo te está pidiendo a gritos que cambies tu actitud.

Educar en valores

Que él lo único que quiere es divertirse jugando al fútbol y ya está. Debes hablar con él para decirle que tiene razón.  

Les presionamos mucho

La culpa la tenemos en un 90% los padres porque no hemos sabido enfocar bien el deporte de nuestro hijo. Quizá nos hemos obsesionado demasiado con su afición y la hemos hecho un poco nuestra. Eso es posible. Por lo tanto, él ha sentido, día a día, una nueva presión que es la de no fallarte. Con toda la ilusión que le pones, ahora no puede decepcionar a papá. Un fallo, un movimiento equivocado… y mi padre me lo reprocha.

Sí, reconoce que lo haces. Quizá solamente con la mirada, con un gesto, con una palabra que no viene a cuento, pero seguro que lo nota. Y esa presión se hace en tu hijo una montaña, una carga que ,al final, no puede soportar y decide rechazar a pesar de gustarle el fútbol.  

Les protegemos demasiado

La psicología en el fútbol afirma que los padres tenemos también la culpa porque les protegemos demasiado. Les hacemos que la vida para ellos sea demasiado fácil. Les damos de todo y no valoran lo que cuestan las cosas. Piensan que van a conseguir el éxito en cualquier actividad simplemente por su cara bonita. Y eso no es así en la vida ni en el deporte. Las cosas cuestan esfuerzo y se consiguen a base de trabajarlas duramente.

Si les entrenamos a no rechazar el esfuerzo desde pequeños, cuando se encuentren a los 10 años con una situación así, nos costará mucho menos convencerles de que deben esforzarse por conseguir remontar.    

Practicar deporte es fundamental

pesimista optimista

Vuestro hijo no debe dejar este bello deporte porque, bien enfocado, le va a hacer mucho bien. Estamos a tiempo de rectificar y hacerle ver las cosas de una forma diferente. Hay muchas atracciones en la vida que no nos convienen y otras como el deporte que, aunque cueste, vale la pena intentarlas.  

Solución a la excusa de los amigos

Tiene tiempo para estar con los amigos porque el fin de semana es muy amplio. El fútbol le va a dar otras cosas. Otros amigos diferentes, quizá más sanos y con costumbres más adecuadas.  

Solución a la excusa de la presión

Si se siente muy presionado por el entrenador, busca la forma de darle la vuelta para que no le afecte tanto. No le hables ya más de fútbol e intenta ser solamente un padre para él. Verás que poco a poco va ilusionandose de nuevo por el fútbol…  

Este mensaje te puede ayudar

Mira los que me cuenta otro padre de un hijo de 12 años que dejó el fútbol:  

Hola, a mi me pasa algo similar, mi hijo de 12 años juega al fútbol desde los 5. Desde el año pasado empezó a no tener ganas de ir a jugar partidos, siempre tuvo mucha presión porque era el que se ponía el equipo al hombro, y ese último año jugaba con pocas ganas y el entrenador le gritaba mucho porque quería que jugara como antes….Este año no quiso empezar a entrenar y dice que no va a jugar más al fútbol. El problema es que no quiere hacer nada, sólo jugar con la compu.Se pasa demasiadas horas ahí. Pasó de entrenar a diario y jugar sábados y domingos a no querer jugar más. No sé qué hacer. Siempre pensé que practicar deporte era lo mejor que podía hacer, junto con la escuela, sobre todo en la etapa de la adolescencia y fue hasta ahora una forma de vivir. Gracias    

Un consejo más

Ten cuidado porque dejar el fútbol no es la mejor solución según la psicología en el fútbol y eso no es necesario que lo entienda el niño por ahora porque tiene 10 años. Es importante que lo tengas claro tu.

Psicología en el fútbol: No les grites, motívalos

ser positivo con tus jugadores

Una de las claves fundamentales en la psicología en el fútbol por la que los niños y adolescentes dejan este deporte son sus entrenadores. Te cuento un caso real para que lo pienses.

Un caso real

Vino a verme un padre de un jugador de 13 años. Dice que su hijo quiere abandonar el fútbol porque no tiene buena conexión con su entrenador. Se pone muy nervioso con su forma de ser y no le apetece seguir así toda una temporada.

Es complicado tener una buena relación con todos y a veces no lo detectamos pero está claro que siempre tenemos más sintonía con unos que con otros. Los niños lo captan y pierden la ilusión por venir a entrenar porque olvidamos este aspecto tan importante de nuestro trabajo que es tener a todos muy motivados.

Nos sentamos a charlar un poco con el chaval y me comenta que se siente un poco frustrado porque él es un año mayor que todos sus compañeros. Siente como si no hubiera avanzado. Como si estuviera retrocediendo.

Entendí la situación y rápidamente busqué la forma de ilusionarlo. Se le encendió de nuevo el rostro y me agradeció la conversación que habíamos mantenido.
Había conseguido apagar un fuego pero sabía que debía solucionar la causa del incendio: mi entrenador.

Una charla con el entrenador

Es complicado hacerle ver al entrenador que hay algo que no va bien en su actitud y en su forma de trabajar. Entre otras cosas, este no era el primer caso de intento de abandono en su equipo.

Por otro lado, hay que ser muy cuidadoso porque un comentario poco delicado puede afectar negativamente al entrenador y hacerle pensar que hace las cosas mal. Hay que enfocarlo por el lado de la experiencia. Destacar la cantidad de cosas que hace bien y que es bastante normal que esto ocurra a pesar de poner mucho esfuerzo por trabajar bien.

Como todo entrenador, hay que procurar buscar siempre la excelencia en la enseñanza y eso pasa por aceptar que vas a tener muchos errores a lo largo de tu carrera y que la diferencia entre un buen entrenador y uno malo es que lo sabes aceptar y te preocupas de verdad por mejorar.

No les gustan los gritos

También hace muy poco tiempo un jugador infantil me comentó que a él le gustaría estar con un entrenador concreto porque cuando va a sus entrenamientos se siente muy reforzado porque le motiva mucho. Es una pena, pero así es la realidad. Los chicos valoran mucho que les motives y comprobar que confías en ellos, en lugar de asustarlos con gritos y con salidas de tono. No les va este modelo.

Psicología en el fútbol para los entrenadores

Debes conseguir que

  • tengan ilusión por alcanzar esos objetivos ambiciosos en el deporte.
  • pongan auténtica pasión por lo que hacen.
  • su actitud en los entrenamientos y en los partidos sea siempre excelente, la máxima que puedan dar.
  • realmente se comprometan para alcanzar el objetivo.

En el momento que llegas a un compromiso completo con tus jugadores, has llegado a lo máximo en su motivación personal.

Estos libros sobre psicología en el fútbol te pueden interesar

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Tumblr
WhatsApp
Email
Telegram

32 comentarios en “Psicología en el fútbol: ¿por qué lo abandonan tantos niños?”

  1. Hola buenos días soy una madre de un 15 años mi hijo le gusta el fútbol pero algunas veces le veo bien y otras no y este viernes su entrenador no lo convocó a él partido del domingo y desde que vino el viernes del entrenamiento esta muy triste y enfadado y aflorado muchísimo y yo cuando lo veo hace el mundo me cae encima no se que hacer ni que dicen a mí hijo quiero ayudarle . Gracias un cordial saludo

    1. Hola Honda, tu tienes un papel muy importante ante las adversidades de tu hijo. Piensa que en realidad lo que le está ocurriendo a tu hijo es una suerte porque si lo enfocamos bien va a aprender mucho. Habla con él y dile que vale mucho pero que debe demostrarlo. Hay dos posturas ante esa no convocatoria: desanimarse y “tirar la toalla” o seguir luchando. Si el entrenador no te ha convocado es porque no te ve bien preparado y eso tiene remedio. Pon más esfuerzo en los entrenamientos, escucha los consejos que da el entrenador y pon toda tu voluntad para ponerlos en práctica, entrena más horas por tu cuenta, habla con el entrenador para que te diga lo que debes mejorar para ser un jugador imprescindible y verás que con el tiempo esto no va a volver a ocurrir. En la vida, esto nos ocurre constantemente y si ahora preparas a tu hijo para luchar ante las adversidades, en el futuro esa será siempre su determinación. Suerte y ya me contaréis cómo ha ido.

  2. Buenos días,
    Tenemos un hijo de casi 10 años, hace futbol desde los 6, era jugador y desde ocutbre quizo cambiat a portero, lo apoyamos y su padre le ayuda a entrenar en casa a parte del entrenamiento, que es 2 veces a la semana, desde hace una semana lo vemos muy desanimado, dice que le gusta tambien el baloncesto y le dijimos que claro puede jugarlo(como diversion) pero tiene que tener uno que le hace mas ilusion. Nosotros pensamos que le pusimos mucha presion porque el tiempo libre que teniamos era: vamos a entrenar, hacer ejercicios etc. Pensamos que tambien puede ser la edad, el cambio de etapa. Por favor que nos aconsejais en hacer. Muchas gracias

    1. Efectivamente, tu marido, sin darse cuenta, porque quería ayudarle le ha presionado tanto que ahora quiere dejarlo porque lo único que busca es divertirse haciendo deporte. Se ha encontrado dificultades y se ha venido abajo porque le habeís dado demasiada importancia a su deporte. La edad es un condicionante más pero debe practicar un deporte sea como sea. Lo que hay que hacer es hablar con él y explicarle claramente que os habeís equivocado y que vais a cambiar de actitud. Anímale a seguir pero sin vuestra presión. Le acompañáis a los campos y lo único que debe sentir es vuestro cariño pero nada de consejos ni presiones sobre el fútbol. Verás como todo va cambiando y mejorando.

  3. Hola buenas noches tengo mi hijo de 12 y el hace 7 años que está en un club que ama,pero su entrenador lo deja mucho de lado últimamente ,si entran chicos nuevo lo deja de lado a mi hijo y no lo comboca a los partidos,solo se enfoca en los chicos que van más adelantados,y el ya no ve el futbol como su pacion como antes,yo siempre lo insentivo que tiene que luchar por sus sueños,y que disfrute,pero últimamente,no lo veo entusiasmado ,y eso me parte,y su papá es no videntes y no lo podemos ayudar mucho,que me recomiendan es muy muy frustrado 🥺

    1. Hola Mónica. Es un caso normal. Hay jugadores que progresan más y otros menos. Tu hijo se ha quedado un poco atrás y el entrenador ya no cuenta tanto con él. Lo importante es que vuelva a tomar ilusión por jugar y eso pasa por tomar algunas medidas. Habla con el entrenador y díle que entiendes la situación y estudiad juntos cómo podemos ayudarle. Puede ser buscando un equipo que tenga su nivel o cualquier otra laternativa que te pueda ofrecer. Cuanto antes debemos encontrar sluciones porque el fútbol debe ser algo divertido ara él y no un lugar donde lo pasa mal.

  4. hola tengo un hijo de 10 años que tiene un año jugando pero como es bajito de estatura para su edad siempre sale lastimado y poco a poco a perdido el interes por jugar

    1. Hola Keila, tu hijo tiene la suerte de tener poca estatura. Supongo que los otros son más grandes y recibe muchos golpes. Siempre he dicho que los jugadores pequeños tienen suerte porque deben buscar más estrategias para conseguir superar a los más fuertes y buscando esto aprenden más. Al final, las fuerzas se igualan y el que más ha luchado es el más preparado. Todo lo que está viviendo es un proceso que le ayuda a ser mejor. No podemos permitir que el niño deje el fútbol porque recibe mucho. Debes enseñarle a luchar ante las adversidades. No le protejas ni sufras porque recibe golpes. Cada golpe es un aprendizaje si sabes asumirlo con deportividad. Motívalo para que siga luchando. Le estás enseñando que en la vida se va a encontrar esos mismos problemas y sabrá enfrentarse a ellos con valentía porque lo aprendió en el fútbol.

  5. Hola ! Tengo un hijo de 10 años, juega futbol desde los 6 años en equipos. Fuera de los equipos entrena con su papá. El problema lo veo desanimado, no se expresa para pedir el balón a sus compañeros. Sus compañeros no lo incluyen, lo piden de último y sé que eso le afecta aunque no lo hable. Es un buen jugador, pero duda y no se anima de hacer lo que sabe. Su papá y yo lo animamos, le hablamos, le decimos que puede que se atreva y nada. No sé qué hacer, siento a mi hijo cabizbajo quiero ayudarlo.

    1. Hola, creo que tu hijo se ha bloqueado. Tiene miedo a decepcionar a su padre y quizá a su madre. Hemos de quitarle presión. Ya tiene mucha con el propio fútbol. Habla con tu marido para que deje de entrenarle. Que se convierta en su padre y solo su padre. Que solo haya un entrenador. No le habléis para nada de fútbol. Cuando tenga partido, vosotros ni un comentario. Cuando termine el partido, un abrazo y preguntarle si lo ha pasado bien. Que vea que os da igual el resultado, que le seguís queriendo igual. Poco a poco, el niño se irá dando cuenta que no hay para tanto y saldrá al campo como lo hacía antes. Se trata de cambiar vuestra actitud frente a su fútbol.Ya me diréis cómo ha ido. Os aseguro que volverá a ser el de antes.

  6. Buenas, voy intentar ser breve, mi hijo 13 años apasionado desde 2 años jugando fútbol su meta su sueño es ser profesional. Yo le digo hijo tiene que buscar un plan b si no funciona, por no desilusionado, siempre motivado con altibajos a hora este año su entrenador le ha contado mejor nivel más bajo en otro equipo tu serás protagonista y ahora aquí no jugarás mucho mit, mi hijo ha llorado frustrado, que hago le he hablo positivamente pero parece no lo quiere entender solo su sueño. Gracias

    1. Hola Rocio. Tu hijo tiene mucha suerte porque frente a su gran reto de ser futbolista profesional, se ha encontrado con una importante adversidad. Si es capaz de superarla, volverá más fuerte que nunca. La actitud de tu hijo puede ser de dos maneras: luchar y entrenar duro en el lugar donde le han colocado para demostrar que vale o hundirse y tirar la toalla. Los verdaderos campeones cuando vienen las adversidades se esfuerzan por superarlas. Eso es lo que les hace diferentes. Micharl Jordan quería jugar en el equipo del instituto pero no lo eligieron y acudió a su madre que le animó a seguir luchando para conseguirlo en la temporada siguiente. Entrenó muy duro y al año siguiente entró en el equipo del instituto yde ahí al baloncesto profesional. Si es capaz de reaccionar de forma positiva va a tener la suerte de salir muy beneficiado de todo esto. Con trece años, tu hijo puede mejorar mucho todavía.Mucha suerte y espero que todo vaya bien.

  7. Hola tengo un niño de 7 años que tiene bastante nivel y cualidades en el futbol,es benjamin de primer año ,el equipo de tercera lo lleva un íntimo amigo mio que es un gran entrenador,el coordinador y el mismo entrenador me han dicho que el niño esta para jugar en primera o quizá en autonómica, pero de momento su primer año de benjamin lo va a jugar con el tercera equipo que lleva mi amigo, el nivel del equipo es bastante flojo y me da miedo que pierda la ilusión por el futbol por que se vea en un equipo inferior a donde debería estar ,no se que hacer

    1. Hola José, si el entrenador es buen amigo tuyo, está pensando lo mejor para tu hijo. Lo que hace es protegerlo un poco porque al ser de primer año, la diferencia con los jugadores de segundo año es muy grande en estas edades. Si tiene que jugar en primera, lo ideal es el año que viene que será de segundo año. Disfrutará más. No pienso que se aburra este año porque pese a que el nivel es diferente, la fuerza les favorece. Además, siempre estás a tiempo de ver cómo evoluciona y hablar con el entrenador amigo si realmente se aburre. Pero hablando claro, no será que tu como padre tienes miedo de aburrirte o deseas algo más para tu hijo? Muchas veces son los padres los culpables del abandono de los hijos del fútbol porque ya no se divierten por la presión (involuntaria) de sus padres.Un saludo y ya me cuentaas cómo va todo.

  8. Hola pedro ,lo que pasa que veo jugadores en segunda y en primera con menos nivel que a pesar que es de segundo año.,en un principio iba a jugar con el segunda ,pero al coger mi amigo que es un gran entrenador de lo mejor del club decidi que el lo entrenará es un equipo con chicos que llevan un año o menos jugando al fútbol ,llevamos un par de amistosos en los que nos a ido mal,soi consciente que el equipo con el trabajo del entrenador mejorará,no tengo de verdad miedo de aburrirme ,tengo miedo que el se desilusione o se fustre al ver que sus condiciones y cualidades son para estar un poquito más arriba, pero.por otro lado.pienso que va a aprender más y va a disfrutar más, es una sensación de contrariedad,el crío a trabajado mucho y se a esforzado mucho para estar más arriba y si mantiene el nivel terminará el año en primera estoy seguro pero también creo que las prisas no son buenas y a veces un pasito para atrás vale para impulsarse

    1. Me ha hecho mucha ilusión saber lo que piensas porque coincidimos en todo. Ojalá los padres del fútbol fueran como tú que no te dejas arrastrar por sa corriente competitiva que hace tanto daño a los niños. Si piensas que va a aprender mucho con este entrenador no lo dudes. Hay fórmulas que tu hijos tenga pequeños caramelos durante la temporada. Por ejemplo, que de vez en cuando juegie con una categoría superior (el entrenador te ayudará a conseguirlo) Eso permitirá que de vez en cuando juegue partidos de más nivel. Otra posibilidad es que participe en los torneos de Navidad y Semana Santa con un equipo de su nivel. A lo largo del año hay muchas posibilidades de hacer cosas diferentes. Si te ve preocupado o te oye comentarios negativos, acabará pensando que no está en su sitio pero si eres positivo en tus comentarios, ni se va a dar cuenta del nivel de sus compañeros y disfrutará mucho.

  9. Hola ! Tengo un hijo que 13 años y su entrenador cuando pierden le dice a sus jugadores que son malísimos jugando y que se despidan de la liga . Para mí no es una estrategia buena y a mí como mamá me choca un poco porque dependiendo del niño lo podes frustrar , nosotros como papás trabajamos mucho en su autoestima y que todo se consigue con mucho esfuerzo y trabajo . Pero está bien que un entrenador les diga así ? Que estrategias usamos nosotros como padres ? Gracias por tu artículo.

    1. Hola Cintia, un placer ayudarte en lo que pueda. Son varias cosas las que se me ocurren . La primera es que debes hablar con el entrenador para explicarles que en los temas depportivos no quieren meterse pero en este caso influye en lo personal ya que su hijo se siente muy afectado cuando les dice esto. Si no te hace caso, es bueno hablar con el coordinador para que sepa que eso no es correcto en uno de sus entrenadores. Piensa que los entrenadores se toman tan en serio su trabajo que a veces pierden el rumbo y dicen cosas que luego tienen que arrepentirse porque no son acertadas. A todos se nos escapa alguna vez el mal genio y decimos cosas que luego nos arrepentimos de haberlas dicho. Por otro lado, si fuera mi hijo, le diría que el entrenador tiene toda la razón, y que hemos de poner todo el esfuerzo de l mundo y corregir todo aquello que estamos haciendo mal. En lugar de derrumbarnos por sus palabras, debe ser un punto de arranque positivo para hacer las cosas mejor. Muchas veces son las formas lo que les falla a los entrenadores pero el fondo es bueno. Estas son mis opiniones. Espero que te sirvan y puedas solucionar el peligro de frustración que te preocupa.

  10. Hola buenas ! Soy entrenador de un equipo de Benjamines de segundo año. El problema que tengo con mi equipo es que es un equipo de niños muy dispersos, en los entrenos están todo el tiempo haciendo tonterías, peleandose, chutando balones por ahi, no se centran en el entrenos en si y no se enteran bien de los ejercicios con la consecuencia de que no se hacen buenos entrenos, no todos los chicos tienen la misma actitud pero claro unos contagian a otros y los que si que tienen mejor actitud se ven perjudicados por la mala actitud del resto. Esto perjudica en que no podemos avanzar como equipo y que no me veo capaz de enseñarles según que cosas porque no las van a entender y no van a poder mejorar en su formación xq la actitud que tienen no es la correcta para el aprendizaje. Luego llega el día de partido y no se enteran de nada. Me gustaría saber en estos casos que tipo de estrategia puedo seguir para que cambien esa actitud, puesto que el estar todo los entrenos gritando o cableándome con ellos no creo que sea lo más adecuado

    1. Hola Daniel, me gusta responder con total sinceridad y eso puede significar que no te guste lo que te voy a decir. El hecho de escribir en este blog ya indica tu gran interés por mejorar la situación, con lo que quiero felicitarte. Veo en tus palabras ganas de hacerlo bien. Sin embargo, parte de la culpa la tienes tu y te digo por qué. Si hay uno despistado y los demás atentos es un problema del jugador pero si la mayoría no atiende, posiblemente es porque algo estamos haciendo mal. Cambia tu modelo de entrenamiento por uno que se adapte mejor a la edad que tienen (son benjamines). Llámales juegos de técnica o de táctica. Verás cómo las cosas cambian y están más atentos y concentrados. Otro consejo es que les hables poco y que jueguen más. Por último, debe haber disciplina, líneas rojas que no pueden sobrepasar. Pero no les grites nunca, todo lo contrario, motívales y felicítales muchas veces. Con todo esto y algo de paciencia que sé que la tienes, verás grandes cambios en tu equipo.

  11. Hola! Estoy con mucha duda sobre si debo hacer algo o no y es que mí hermano de 14 años entrena todos los días en un club del barrio y hace un mes quedó aceptado en un equipo de primera donde va estar a prueba un mes para después definir en qué tipo de cancha va a jugar. El tema es que hace una semana pone excusas para ir a entrenar y mí mamá piensa que está de vago. Yo creo que se siente cansado y quizás no se siente preparado para una liga mayor dónde el entrenamiento es más duro . Aún así él sigue yendo al club del barrio cada día. Cometí el error de hacerle un comentario el otro día sobre que pudiendo ir por lo grande se conforma con lo pequeño. Creo que estuve mal.

    1. Hola Estela, entiendo la preocupación por tu hermano. Antes de responderte, lo he estado madurando un poco porque la respuesta no es sencilla. Yo creo que tu hermano lo hace bien y quizá puede dar un salto. Sin embargo, es algo que debe decidir él y parece que no está muy dispuesto. Yo también creo que no ir a esa convocatoria no es nada malo. Quizá tiene sus cosas buenas. Mantiene los amigos, disfrutará con el fútbol de barrio,… Si realmente es bueno, no te preocupes que le llegarán más oportunidades. Todavía es joven.

  12. Buenas , mi hijo tiene 6 años y lleva jugando desde los 3 años al fútbol.Durante los dos primeros años, a estado disfrutando cada minuto de entrenamiento y de partido, incluso a sido convocado por ojeadores de grandes clubs en España. Este último año la cosa a cambiado, el entrenador lo a cambiado de posición para cubrir la falta de un compañero que se a ido a otro club, a pasado de ser delantero, a medio campista, posición que no le gusta. El problema viene que el niño no quiere ir a entrenar ni a jugar, porque me cuenta que si entrenador no para de regañarlo ya que no hace las cosas como el entrenador quiere. No entendemos el porqué de dicho cambio, y más viendo que mi hijo no se adapta a dicha posición, incluso le a afectado en su confianza, ya que no quiere ni que se le acerque el balón a los pies. Tampoco entiende porque el tiene que ser el sacrificado de dicho cambio, cuando en la posición que el jugaba destacaba por encima de cualquiera( siendo llamado por el Sevilla FC y el Betis FC). No se que hacer, ya que el entrenador por mucho que hablemos con el no se da cuenta que está pasando factura a mi hijo

    1. Hola Héctor. Quiero agradecerte tu confianza. Debes ser consciente que todo lo que voy a decirte no te va a gustar pero es mejor que te digan la verdad aunque hacerlo signifique la posibilidad de no aceptarlo. Lo primero que me ha sorprendido de tu consulta es que tu hijo ya jugaba al fútbol desde los 3 años. Me imagino que sería algo muy simple porque los expertos que entienden un poco de esto aconsejan que desde los 3 a los 6 años los entrenamientos y los partidos debe ser algo muy lúdico, nada que se parezca a la competición habitual a la que estamos acostumbrados. Desgraciadamente en algunos clubes inician en la competición a los niños demasiado pronto con la idea de que cuanto antes empiecen mejor. No es nada aconsejable que compitan a no ser que esa competición esté adaptada a la edad del niño (2 x2 o 3 x 3). Lo mismo digo sobre la etapa de los 6 años en la que está en estos momentos. Ten cuidado con el enfoque que le das a la competición porque puedes estar haciendo mucho daño a tu hijo. Debe ser simplemente un juego. Por lo que me cuentas, te veo demasiado metido en la competición, en el juego de tu hijo. Déjale que se divierta y no te metas tanto en las decisiones de los entrenadores. Hay que confiar en ellos. Además, le estás contagiando a tu hijo ese malestar tuyo personal. Vas a conseguir que en poco tiempo aborrezca el fútbol porque lo que para él era divertirse con un balón está pasando a ser algo estresante para todos. Debo decirte que tu hijo tiene mucha suerte si le han cambiado de puesto. A los 6 años no debe ningún niño especializarse en un puesto. Debe probarlos todos. Le va a costar adaptarse pero saldrá enriquecido por la experiencia.Pero si oye que tu te quejas, entonces le contagias a él tu malestar. Por último, a estas edades no se trata de destacar sino de aprender. Tu hijo tiene la oportunidad de aprender más y eso le permitirá destacar más adelante al aprender cosas nuevas en su nuevo puesto. En mi opinión, debes tener cuidado con este enfoque equivocado del fútbol que tienes y transmites sin darte cuenta. Es bastante habitual en el mundo del fútbol base. Piensa que puede pasarte factura en breve. Un cordial saludo.

  13. Buenas noches:
    Mi hijo de 6 años juega al fútbol desde el año pasado , es portero y de un tiempo a esta parte no quiere jugar partidos. Le he convencido para que por lo menos vaya a entrenar porque adora el fútbol pero solo le he convencido de entrenar con la condición de no jugar partidos.
    Qué puedo hacer? Cómo puedo ayudarle a superar el miedo? Le pasa porque al ser portero piensa que pierden por su culpa yo creo…
    Gracias. Un saludo.

    1. Hola Sandra. Tu hijo es muy pequeño todavía y ha cogido miedo por lo que tu dices. Es un gran momento para trabajar con él algo que le ayudará mucho. En lugar de esconderse (no jugar partidos) debe afrontar el miedo. Para ayudarle debes hacer dos cosas. Por un lado decirle que lo que le pasa es normal y que los porteros siempre les meten goles. No es culpa suya. Cuando se mete n gol, todo el equipo tiene el mérito y cuando se recibe un gol, lo mismo. El entrenador debe ayudarle hablando con él en este mismo sentido. Una vez tenga claro que no es tan grave como parece, lo siguiente es hacerle ver que debe entrenarse fuerte para que cada vez le metan menos goles. Los partidos le servirán para comprobar lo que va aprendiendo. Por otro lado, dile que te cuente lo que realmente le pasa. Exteriorizarlo (contárselo a su madre o a su entrenador) le servirá para ir poco a poco eliminando ese miedo. Por último puedes transmitirle la idea de que los porteros son los más valientes jugadores porque deben proteger con manos y pies la portería del equipo. Si sales con miedo, no pararás ningún balón. Si sales sin miedo, conseguirás grandes resultados. No le obligues a jugar partidos. Él mismo, cuando recupere la seguridad necesaria, te lo pedirá. Otra cosa es que salga a jugar en otro puesto orque a esta edad es bueno jugar en todos los puestos.

  14. Buenas noches:
    Mi hijo tiene 8 años esta siempre con la pelota. Yo veo y me dijeron que tiene mucha tecnica todos entrenadores y la gente que lo ve en los patios, y le gusta mucho pasar a los compañeros, hacer paredes y marca muchos goles para las oportunidades que tiene. Pero en la adversidades se desmotiva mucho y no se esfuerza (Le pasa con todo). En los entrenamientos los compañeros y los contrarios le hacen contacto, lo pisan, lo empujan …. , juegan mucho al regateo y a correr (los entrenadores eso es lo que deben querer y eso el mio no quiere o no puede). Al ser niños pequeños ni los entrenadores lo pasan desapercibido porque sino estarían parando el juego, y los arbitros no sacan tarjetas al ser niños pequeños. Entonces el se desmotiva deja de jugar y se pasa en los entrenamientos y los partidos andando. Entonces es de los que menos juega en los partidos. Yo como nunca juegue al futbol le digo que con la técnica no se hace nada sino se esfuerza. ¿No se que hacer? Yo quiero que juegue como el resto de los compañeros.

    1. Hola José, tu hijo tiene mucha suerte porque posee lo mejor que es una gran técnica a su edad. Parte con ventaja sobre otros chicos que carecen de esta habilidad. Yo leo en tu mensaje una deformación generada en el propio hogar. Tu hijo está demasiado protegido en casa y eso provoca una cierta inmadurez. No es capaz de abordar las adversidades de forma positiva y se derrumba cada vez que aparecen. Esto es sencillo de trabajar aunque los resultados son a largo plazo. Si tu trabajas con él en casa dándole responsabilidades que exijan esfuerzo, si le enseñas a superar las dificultades por si mismo, con esfuerzo aunque sea en cosas pequeñas, verás cómo cambia su actitud y empieza a jugar más en los partidos. No dudes en consultar a un experto sobre cómo debes hacer esto en casa. Es urgente porque tu hijo está en una buena edad para cambiar este tipo de actitudes. Si no progresa en el fútbol será por tu culpa, por ser demasiado blando con él.

  15. Hola, buenas noches,
    Les cuento, mi hijo de 9 años, empezó a jugar el año pasado a mitad de año en un club, empezó de portero, pero ahora pidio pasar a jugador. No es bueno jugando, al lado de sus compañeros que juegan desde años. Veo que los compañeros tampoco lo tienen en cuenta, esta un poco aislado, lo ponen muy poco, en el partido o no entra y queda en el banco.
    El tema es que el dice que quiere ser jugador, que es su sueño y quiere seguí yendo.
    Pero me pone mal verlo, se que se siente mal por la situación pero no me quiere hablar.
    Yo le digo que tiene que esforzarse, aprovechar las prácticas y que tiene que acercase e integrarse más con los compañeros y tecnico, pero no se si esta bien,

    1. Hola Lorena, en el caso de tu hijo hay varios temas diferentes. Por un lado, me imagino que empezó tarde a jugar al fútbol porque le cuesta en general el deporte. Quizá tiene un poco más de peso de lo normal o le falta agilidad o coordinación. Piensa que estas cosas se pagan ya que efectivamente, sus compañeros empezaron antes a jugar al fútbol y tienen ventaja. Normalmente a los que juegan mal, los ponen de porteros pero me imagino que se habrá cansado de que le metan tantos goles y se metan con él sus compañeros. Para cambiar de aires, decide salir de la portería y se encuentra con el problema de que como jugador no le ponen tanto como de portero que siempre hacen falta. Los sueños de los niños son cambiantes. Por eso yo te sugiero una alternativa: aprovecha las vacaciones de verano para que haga un curso de tecnica de portero y deja que él mismos e emocione al ver que domina mucho mejor la técnica. Luego anímale a que siga de portero, tiene muchas más opciones de jugar. Con el tiempo, los niños de 9 años, cuando tienen 14 o 15 se han estilizado y han cambiado físicamente con lo que si tiene todo esto ganado, puede llegar a ser un buen portero. Otra opción es hacer lo mismo pero como jugador. Que se ponga al nivel de sus compañeros con sesiones de técnica. Por último, quiero decirte que si le apoyas en todo momento, la situación de qe sus compañeros no le tengan en cuenta y lo tengan aislado es una suerte porque si aprende a luchar por superar estas situaciones ahora que es pequeño, le estás enseñando a defenderse para toda la vida. Un saludo,

  16. Hola muy buenas tardes

    Primero antes de hacer la pregunta quiero darte las gracias por todo lo que haces para que nos podamos ayudar a nuestros hijos

    ## mi hijo tiene 7 años y juega bien y es el goleador de la comarca donde estamos

    Hace un par de semana veo a mi hijo no es el mismo de antes y le pasa algo pero no quiere contar nada
    Por lo que veo que entrenador grita mucho y aveces insulta ( con palabras muy fuertes)

    Y si es verdad que estás semanas también nosotros hablamos delante de el de fútbol y le contamos la verdad que nos han llamado varios equipos para ficharlo año que viene y ahora no sabemos cuál es el problema si es de nosotros o del entrenador y como podemos ayudarlo porfavor

    Gracias

    1. Gracias por tu confianza. Creo que son las dos cosas y alguna más. El entrenador grita pero eso ya lo hacía antes y el cambio es últimamente con lo que este no es el punto. Vosotros tampoco habéis cambiado con lo que es otra cosa diferente. Mi consejo es hablar con tu hijo pero no cogerlo y preguntarle qué te pasa sino aprovechar un momento que él esté más relajado en casa y charlar dando vueltas alrededor hasta que por fin saldrá el tema porque los niños no tienen maldad. Te contará todo pero has de saber sacárselo de tal forma que ni lo note. Una vez detectado el problema, tu mismo sabrás cómo solucionarlo. Ya me contarás cómo ha ido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

32 comentarios en “Psicología en el fútbol: ¿por qué lo abandonan tantos niños?”

  1. Hola buenos días soy una madre de un 15 años mi hijo le gusta el fútbol pero algunas veces le veo bien y otras no y este viernes su entrenador no lo convocó a él partido del domingo y desde que vino el viernes del entrenamiento esta muy triste y enfadado y aflorado muchísimo y yo cuando lo veo hace el mundo me cae encima no se que hacer ni que dicen a mí hijo quiero ayudarle . Gracias un cordial saludo

    1. Hola Honda, tu tienes un papel muy importante ante las adversidades de tu hijo. Piensa que en realidad lo que le está ocurriendo a tu hijo es una suerte porque si lo enfocamos bien va a aprender mucho. Habla con él y dile que vale mucho pero que debe demostrarlo. Hay dos posturas ante esa no convocatoria: desanimarse y “tirar la toalla” o seguir luchando. Si el entrenador no te ha convocado es porque no te ve bien preparado y eso tiene remedio. Pon más esfuerzo en los entrenamientos, escucha los consejos que da el entrenador y pon toda tu voluntad para ponerlos en práctica, entrena más horas por tu cuenta, habla con el entrenador para que te diga lo que debes mejorar para ser un jugador imprescindible y verás que con el tiempo esto no va a volver a ocurrir. En la vida, esto nos ocurre constantemente y si ahora preparas a tu hijo para luchar ante las adversidades, en el futuro esa será siempre su determinación. Suerte y ya me contaréis cómo ha ido.

  2. Buenos días,
    Tenemos un hijo de casi 10 años, hace futbol desde los 6, era jugador y desde ocutbre quizo cambiat a portero, lo apoyamos y su padre le ayuda a entrenar en casa a parte del entrenamiento, que es 2 veces a la semana, desde hace una semana lo vemos muy desanimado, dice que le gusta tambien el baloncesto y le dijimos que claro puede jugarlo(como diversion) pero tiene que tener uno que le hace mas ilusion. Nosotros pensamos que le pusimos mucha presion porque el tiempo libre que teniamos era: vamos a entrenar, hacer ejercicios etc. Pensamos que tambien puede ser la edad, el cambio de etapa. Por favor que nos aconsejais en hacer. Muchas gracias

    1. Efectivamente, tu marido, sin darse cuenta, porque quería ayudarle le ha presionado tanto que ahora quiere dejarlo porque lo único que busca es divertirse haciendo deporte. Se ha encontrado dificultades y se ha venido abajo porque le habeís dado demasiada importancia a su deporte. La edad es un condicionante más pero debe practicar un deporte sea como sea. Lo que hay que hacer es hablar con él y explicarle claramente que os habeís equivocado y que vais a cambiar de actitud. Anímale a seguir pero sin vuestra presión. Le acompañáis a los campos y lo único que debe sentir es vuestro cariño pero nada de consejos ni presiones sobre el fútbol. Verás como todo va cambiando y mejorando.

  3. Hola buenas noches tengo mi hijo de 12 y el hace 7 años que está en un club que ama,pero su entrenador lo deja mucho de lado últimamente ,si entran chicos nuevo lo deja de lado a mi hijo y no lo comboca a los partidos,solo se enfoca en los chicos que van más adelantados,y el ya no ve el futbol como su pacion como antes,yo siempre lo insentivo que tiene que luchar por sus sueños,y que disfrute,pero últimamente,no lo veo entusiasmado ,y eso me parte,y su papá es no videntes y no lo podemos ayudar mucho,que me recomiendan es muy muy frustrado 🥺

    1. Hola Mónica. Es un caso normal. Hay jugadores que progresan más y otros menos. Tu hijo se ha quedado un poco atrás y el entrenador ya no cuenta tanto con él. Lo importante es que vuelva a tomar ilusión por jugar y eso pasa por tomar algunas medidas. Habla con el entrenador y díle que entiendes la situación y estudiad juntos cómo podemos ayudarle. Puede ser buscando un equipo que tenga su nivel o cualquier otra laternativa que te pueda ofrecer. Cuanto antes debemos encontrar sluciones porque el fútbol debe ser algo divertido ara él y no un lugar donde lo pasa mal.

  4. hola tengo un hijo de 10 años que tiene un año jugando pero como es bajito de estatura para su edad siempre sale lastimado y poco a poco a perdido el interes por jugar

    1. Hola Keila, tu hijo tiene la suerte de tener poca estatura. Supongo que los otros son más grandes y recibe muchos golpes. Siempre he dicho que los jugadores pequeños tienen suerte porque deben buscar más estrategias para conseguir superar a los más fuertes y buscando esto aprenden más. Al final, las fuerzas se igualan y el que más ha luchado es el más preparado. Todo lo que está viviendo es un proceso que le ayuda a ser mejor. No podemos permitir que el niño deje el fútbol porque recibe mucho. Debes enseñarle a luchar ante las adversidades. No le protejas ni sufras porque recibe golpes. Cada golpe es un aprendizaje si sabes asumirlo con deportividad. Motívalo para que siga luchando. Le estás enseñando que en la vida se va a encontrar esos mismos problemas y sabrá enfrentarse a ellos con valentía porque lo aprendió en el fútbol.

  5. Hola ! Tengo un hijo de 10 años, juega futbol desde los 6 años en equipos. Fuera de los equipos entrena con su papá. El problema lo veo desanimado, no se expresa para pedir el balón a sus compañeros. Sus compañeros no lo incluyen, lo piden de último y sé que eso le afecta aunque no lo hable. Es un buen jugador, pero duda y no se anima de hacer lo que sabe. Su papá y yo lo animamos, le hablamos, le decimos que puede que se atreva y nada. No sé qué hacer, siento a mi hijo cabizbajo quiero ayudarlo.

    1. Hola, creo que tu hijo se ha bloqueado. Tiene miedo a decepcionar a su padre y quizá a su madre. Hemos de quitarle presión. Ya tiene mucha con el propio fútbol. Habla con tu marido para que deje de entrenarle. Que se convierta en su padre y solo su padre. Que solo haya un entrenador. No le habléis para nada de fútbol. Cuando tenga partido, vosotros ni un comentario. Cuando termine el partido, un abrazo y preguntarle si lo ha pasado bien. Que vea que os da igual el resultado, que le seguís queriendo igual. Poco a poco, el niño se irá dando cuenta que no hay para tanto y saldrá al campo como lo hacía antes. Se trata de cambiar vuestra actitud frente a su fútbol.Ya me diréis cómo ha ido. Os aseguro que volverá a ser el de antes.

  6. Buenas, voy intentar ser breve, mi hijo 13 años apasionado desde 2 años jugando fútbol su meta su sueño es ser profesional. Yo le digo hijo tiene que buscar un plan b si no funciona, por no desilusionado, siempre motivado con altibajos a hora este año su entrenador le ha contado mejor nivel más bajo en otro equipo tu serás protagonista y ahora aquí no jugarás mucho mit, mi hijo ha llorado frustrado, que hago le he hablo positivamente pero parece no lo quiere entender solo su sueño. Gracias

    1. Hola Rocio. Tu hijo tiene mucha suerte porque frente a su gran reto de ser futbolista profesional, se ha encontrado con una importante adversidad. Si es capaz de superarla, volverá más fuerte que nunca. La actitud de tu hijo puede ser de dos maneras: luchar y entrenar duro en el lugar donde le han colocado para demostrar que vale o hundirse y tirar la toalla. Los verdaderos campeones cuando vienen las adversidades se esfuerzan por superarlas. Eso es lo que les hace diferentes. Micharl Jordan quería jugar en el equipo del instituto pero no lo eligieron y acudió a su madre que le animó a seguir luchando para conseguirlo en la temporada siguiente. Entrenó muy duro y al año siguiente entró en el equipo del instituto yde ahí al baloncesto profesional. Si es capaz de reaccionar de forma positiva va a tener la suerte de salir muy beneficiado de todo esto. Con trece años, tu hijo puede mejorar mucho todavía.Mucha suerte y espero que todo vaya bien.

  7. Hola tengo un niño de 7 años que tiene bastante nivel y cualidades en el futbol,es benjamin de primer año ,el equipo de tercera lo lleva un íntimo amigo mio que es un gran entrenador,el coordinador y el mismo entrenador me han dicho que el niño esta para jugar en primera o quizá en autonómica, pero de momento su primer año de benjamin lo va a jugar con el tercera equipo que lleva mi amigo, el nivel del equipo es bastante flojo y me da miedo que pierda la ilusión por el futbol por que se vea en un equipo inferior a donde debería estar ,no se que hacer

    1. Hola José, si el entrenador es buen amigo tuyo, está pensando lo mejor para tu hijo. Lo que hace es protegerlo un poco porque al ser de primer año, la diferencia con los jugadores de segundo año es muy grande en estas edades. Si tiene que jugar en primera, lo ideal es el año que viene que será de segundo año. Disfrutará más. No pienso que se aburra este año porque pese a que el nivel es diferente, la fuerza les favorece. Además, siempre estás a tiempo de ver cómo evoluciona y hablar con el entrenador amigo si realmente se aburre. Pero hablando claro, no será que tu como padre tienes miedo de aburrirte o deseas algo más para tu hijo? Muchas veces son los padres los culpables del abandono de los hijos del fútbol porque ya no se divierten por la presión (involuntaria) de sus padres.Un saludo y ya me cuentaas cómo va todo.

  8. Hola pedro ,lo que pasa que veo jugadores en segunda y en primera con menos nivel que a pesar que es de segundo año.,en un principio iba a jugar con el segunda ,pero al coger mi amigo que es un gran entrenador de lo mejor del club decidi que el lo entrenará es un equipo con chicos que llevan un año o menos jugando al fútbol ,llevamos un par de amistosos en los que nos a ido mal,soi consciente que el equipo con el trabajo del entrenador mejorará,no tengo de verdad miedo de aburrirme ,tengo miedo que el se desilusione o se fustre al ver que sus condiciones y cualidades son para estar un poquito más arriba, pero.por otro lado.pienso que va a aprender más y va a disfrutar más, es una sensación de contrariedad,el crío a trabajado mucho y se a esforzado mucho para estar más arriba y si mantiene el nivel terminará el año en primera estoy seguro pero también creo que las prisas no son buenas y a veces un pasito para atrás vale para impulsarse

    1. Me ha hecho mucha ilusión saber lo que piensas porque coincidimos en todo. Ojalá los padres del fútbol fueran como tú que no te dejas arrastrar por sa corriente competitiva que hace tanto daño a los niños. Si piensas que va a aprender mucho con este entrenador no lo dudes. Hay fórmulas que tu hijos tenga pequeños caramelos durante la temporada. Por ejemplo, que de vez en cuando juegie con una categoría superior (el entrenador te ayudará a conseguirlo) Eso permitirá que de vez en cuando juegue partidos de más nivel. Otra posibilidad es que participe en los torneos de Navidad y Semana Santa con un equipo de su nivel. A lo largo del año hay muchas posibilidades de hacer cosas diferentes. Si te ve preocupado o te oye comentarios negativos, acabará pensando que no está en su sitio pero si eres positivo en tus comentarios, ni se va a dar cuenta del nivel de sus compañeros y disfrutará mucho.

  9. Hola ! Tengo un hijo que 13 años y su entrenador cuando pierden le dice a sus jugadores que son malísimos jugando y que se despidan de la liga . Para mí no es una estrategia buena y a mí como mamá me choca un poco porque dependiendo del niño lo podes frustrar , nosotros como papás trabajamos mucho en su autoestima y que todo se consigue con mucho esfuerzo y trabajo . Pero está bien que un entrenador les diga así ? Que estrategias usamos nosotros como padres ? Gracias por tu artículo.

    1. Hola Cintia, un placer ayudarte en lo que pueda. Son varias cosas las que se me ocurren . La primera es que debes hablar con el entrenador para explicarles que en los temas depportivos no quieren meterse pero en este caso influye en lo personal ya que su hijo se siente muy afectado cuando les dice esto. Si no te hace caso, es bueno hablar con el coordinador para que sepa que eso no es correcto en uno de sus entrenadores. Piensa que los entrenadores se toman tan en serio su trabajo que a veces pierden el rumbo y dicen cosas que luego tienen que arrepentirse porque no son acertadas. A todos se nos escapa alguna vez el mal genio y decimos cosas que luego nos arrepentimos de haberlas dicho. Por otro lado, si fuera mi hijo, le diría que el entrenador tiene toda la razón, y que hemos de poner todo el esfuerzo de l mundo y corregir todo aquello que estamos haciendo mal. En lugar de derrumbarnos por sus palabras, debe ser un punto de arranque positivo para hacer las cosas mejor. Muchas veces son las formas lo que les falla a los entrenadores pero el fondo es bueno. Estas son mis opiniones. Espero que te sirvan y puedas solucionar el peligro de frustración que te preocupa.

  10. Hola buenas ! Soy entrenador de un equipo de Benjamines de segundo año. El problema que tengo con mi equipo es que es un equipo de niños muy dispersos, en los entrenos están todo el tiempo haciendo tonterías, peleandose, chutando balones por ahi, no se centran en el entrenos en si y no se enteran bien de los ejercicios con la consecuencia de que no se hacen buenos entrenos, no todos los chicos tienen la misma actitud pero claro unos contagian a otros y los que si que tienen mejor actitud se ven perjudicados por la mala actitud del resto. Esto perjudica en que no podemos avanzar como equipo y que no me veo capaz de enseñarles según que cosas porque no las van a entender y no van a poder mejorar en su formación xq la actitud que tienen no es la correcta para el aprendizaje. Luego llega el día de partido y no se enteran de nada. Me gustaría saber en estos casos que tipo de estrategia puedo seguir para que cambien esa actitud, puesto que el estar todo los entrenos gritando o cableándome con ellos no creo que sea lo más adecuado

    1. Hola Daniel, me gusta responder con total sinceridad y eso puede significar que no te guste lo que te voy a decir. El hecho de escribir en este blog ya indica tu gran interés por mejorar la situación, con lo que quiero felicitarte. Veo en tus palabras ganas de hacerlo bien. Sin embargo, parte de la culpa la tienes tu y te digo por qué. Si hay uno despistado y los demás atentos es un problema del jugador pero si la mayoría no atiende, posiblemente es porque algo estamos haciendo mal. Cambia tu modelo de entrenamiento por uno que se adapte mejor a la edad que tienen (son benjamines). Llámales juegos de técnica o de táctica. Verás cómo las cosas cambian y están más atentos y concentrados. Otro consejo es que les hables poco y que jueguen más. Por último, debe haber disciplina, líneas rojas que no pueden sobrepasar. Pero no les grites nunca, todo lo contrario, motívales y felicítales muchas veces. Con todo esto y algo de paciencia que sé que la tienes, verás grandes cambios en tu equipo.

  11. Hola! Estoy con mucha duda sobre si debo hacer algo o no y es que mí hermano de 14 años entrena todos los días en un club del barrio y hace un mes quedó aceptado en un equipo de primera donde va estar a prueba un mes para después definir en qué tipo de cancha va a jugar. El tema es que hace una semana pone excusas para ir a entrenar y mí mamá piensa que está de vago. Yo creo que se siente cansado y quizás no se siente preparado para una liga mayor dónde el entrenamiento es más duro . Aún así él sigue yendo al club del barrio cada día. Cometí el error de hacerle un comentario el otro día sobre que pudiendo ir por lo grande se conforma con lo pequeño. Creo que estuve mal.

    1. Hola Estela, entiendo la preocupación por tu hermano. Antes de responderte, lo he estado madurando un poco porque la respuesta no es sencilla. Yo creo que tu hermano lo hace bien y quizá puede dar un salto. Sin embargo, es algo que debe decidir él y parece que no está muy dispuesto. Yo también creo que no ir a esa convocatoria no es nada malo. Quizá tiene sus cosas buenas. Mantiene los amigos, disfrutará con el fútbol de barrio,… Si realmente es bueno, no te preocupes que le llegarán más oportunidades. Todavía es joven.

  12. Buenas , mi hijo tiene 6 años y lleva jugando desde los 3 años al fútbol.Durante los dos primeros años, a estado disfrutando cada minuto de entrenamiento y de partido, incluso a sido convocado por ojeadores de grandes clubs en España. Este último año la cosa a cambiado, el entrenador lo a cambiado de posición para cubrir la falta de un compañero que se a ido a otro club, a pasado de ser delantero, a medio campista, posición que no le gusta. El problema viene que el niño no quiere ir a entrenar ni a jugar, porque me cuenta que si entrenador no para de regañarlo ya que no hace las cosas como el entrenador quiere. No entendemos el porqué de dicho cambio, y más viendo que mi hijo no se adapta a dicha posición, incluso le a afectado en su confianza, ya que no quiere ni que se le acerque el balón a los pies. Tampoco entiende porque el tiene que ser el sacrificado de dicho cambio, cuando en la posición que el jugaba destacaba por encima de cualquiera( siendo llamado por el Sevilla FC y el Betis FC). No se que hacer, ya que el entrenador por mucho que hablemos con el no se da cuenta que está pasando factura a mi hijo

    1. Hola Héctor. Quiero agradecerte tu confianza. Debes ser consciente que todo lo que voy a decirte no te va a gustar pero es mejor que te digan la verdad aunque hacerlo signifique la posibilidad de no aceptarlo. Lo primero que me ha sorprendido de tu consulta es que tu hijo ya jugaba al fútbol desde los 3 años. Me imagino que sería algo muy simple porque los expertos que entienden un poco de esto aconsejan que desde los 3 a los 6 años los entrenamientos y los partidos debe ser algo muy lúdico, nada que se parezca a la competición habitual a la que estamos acostumbrados. Desgraciadamente en algunos clubes inician en la competición a los niños demasiado pronto con la idea de que cuanto antes empiecen mejor. No es nada aconsejable que compitan a no ser que esa competición esté adaptada a la edad del niño (2 x2 o 3 x 3). Lo mismo digo sobre la etapa de los 6 años en la que está en estos momentos. Ten cuidado con el enfoque que le das a la competición porque puedes estar haciendo mucho daño a tu hijo. Debe ser simplemente un juego. Por lo que me cuentas, te veo demasiado metido en la competición, en el juego de tu hijo. Déjale que se divierta y no te metas tanto en las decisiones de los entrenadores. Hay que confiar en ellos. Además, le estás contagiando a tu hijo ese malestar tuyo personal. Vas a conseguir que en poco tiempo aborrezca el fútbol porque lo que para él era divertirse con un balón está pasando a ser algo estresante para todos. Debo decirte que tu hijo tiene mucha suerte si le han cambiado de puesto. A los 6 años no debe ningún niño especializarse en un puesto. Debe probarlos todos. Le va a costar adaptarse pero saldrá enriquecido por la experiencia.Pero si oye que tu te quejas, entonces le contagias a él tu malestar. Por último, a estas edades no se trata de destacar sino de aprender. Tu hijo tiene la oportunidad de aprender más y eso le permitirá destacar más adelante al aprender cosas nuevas en su nuevo puesto. En mi opinión, debes tener cuidado con este enfoque equivocado del fútbol que tienes y transmites sin darte cuenta. Es bastante habitual en el mundo del fútbol base. Piensa que puede pasarte factura en breve. Un cordial saludo.

  13. Buenas noches:
    Mi hijo de 6 años juega al fútbol desde el año pasado , es portero y de un tiempo a esta parte no quiere jugar partidos. Le he convencido para que por lo menos vaya a entrenar porque adora el fútbol pero solo le he convencido de entrenar con la condición de no jugar partidos.
    Qué puedo hacer? Cómo puedo ayudarle a superar el miedo? Le pasa porque al ser portero piensa que pierden por su culpa yo creo…
    Gracias. Un saludo.

    1. Hola Sandra. Tu hijo es muy pequeño todavía y ha cogido miedo por lo que tu dices. Es un gran momento para trabajar con él algo que le ayudará mucho. En lugar de esconderse (no jugar partidos) debe afrontar el miedo. Para ayudarle debes hacer dos cosas. Por un lado decirle que lo que le pasa es normal y que los porteros siempre les meten goles. No es culpa suya. Cuando se mete n gol, todo el equipo tiene el mérito y cuando se recibe un gol, lo mismo. El entrenador debe ayudarle hablando con él en este mismo sentido. Una vez tenga claro que no es tan grave como parece, lo siguiente es hacerle ver que debe entrenarse fuerte para que cada vez le metan menos goles. Los partidos le servirán para comprobar lo que va aprendiendo. Por otro lado, dile que te cuente lo que realmente le pasa. Exteriorizarlo (contárselo a su madre o a su entrenador) le servirá para ir poco a poco eliminando ese miedo. Por último puedes transmitirle la idea de que los porteros son los más valientes jugadores porque deben proteger con manos y pies la portería del equipo. Si sales con miedo, no pararás ningún balón. Si sales sin miedo, conseguirás grandes resultados. No le obligues a jugar partidos. Él mismo, cuando recupere la seguridad necesaria, te lo pedirá. Otra cosa es que salga a jugar en otro puesto orque a esta edad es bueno jugar en todos los puestos.

  14. Buenas noches:
    Mi hijo tiene 8 años esta siempre con la pelota. Yo veo y me dijeron que tiene mucha tecnica todos entrenadores y la gente que lo ve en los patios, y le gusta mucho pasar a los compañeros, hacer paredes y marca muchos goles para las oportunidades que tiene. Pero en la adversidades se desmotiva mucho y no se esfuerza (Le pasa con todo). En los entrenamientos los compañeros y los contrarios le hacen contacto, lo pisan, lo empujan …. , juegan mucho al regateo y a correr (los entrenadores eso es lo que deben querer y eso el mio no quiere o no puede). Al ser niños pequeños ni los entrenadores lo pasan desapercibido porque sino estarían parando el juego, y los arbitros no sacan tarjetas al ser niños pequeños. Entonces el se desmotiva deja de jugar y se pasa en los entrenamientos y los partidos andando. Entonces es de los que menos juega en los partidos. Yo como nunca juegue al futbol le digo que con la técnica no se hace nada sino se esfuerza. ¿No se que hacer? Yo quiero que juegue como el resto de los compañeros.

    1. Hola José, tu hijo tiene mucha suerte porque posee lo mejor que es una gran técnica a su edad. Parte con ventaja sobre otros chicos que carecen de esta habilidad. Yo leo en tu mensaje una deformación generada en el propio hogar. Tu hijo está demasiado protegido en casa y eso provoca una cierta inmadurez. No es capaz de abordar las adversidades de forma positiva y se derrumba cada vez que aparecen. Esto es sencillo de trabajar aunque los resultados son a largo plazo. Si tu trabajas con él en casa dándole responsabilidades que exijan esfuerzo, si le enseñas a superar las dificultades por si mismo, con esfuerzo aunque sea en cosas pequeñas, verás cómo cambia su actitud y empieza a jugar más en los partidos. No dudes en consultar a un experto sobre cómo debes hacer esto en casa. Es urgente porque tu hijo está en una buena edad para cambiar este tipo de actitudes. Si no progresa en el fútbol será por tu culpa, por ser demasiado blando con él.

  15. Hola, buenas noches,
    Les cuento, mi hijo de 9 años, empezó a jugar el año pasado a mitad de año en un club, empezó de portero, pero ahora pidio pasar a jugador. No es bueno jugando, al lado de sus compañeros que juegan desde años. Veo que los compañeros tampoco lo tienen en cuenta, esta un poco aislado, lo ponen muy poco, en el partido o no entra y queda en el banco.
    El tema es que el dice que quiere ser jugador, que es su sueño y quiere seguí yendo.
    Pero me pone mal verlo, se que se siente mal por la situación pero no me quiere hablar.
    Yo le digo que tiene que esforzarse, aprovechar las prácticas y que tiene que acercase e integrarse más con los compañeros y tecnico, pero no se si esta bien,

    1. Hola Lorena, en el caso de tu hijo hay varios temas diferentes. Por un lado, me imagino que empezó tarde a jugar al fútbol porque le cuesta en general el deporte. Quizá tiene un poco más de peso de lo normal o le falta agilidad o coordinación. Piensa que estas cosas se pagan ya que efectivamente, sus compañeros empezaron antes a jugar al fútbol y tienen ventaja. Normalmente a los que juegan mal, los ponen de porteros pero me imagino que se habrá cansado de que le metan tantos goles y se metan con él sus compañeros. Para cambiar de aires, decide salir de la portería y se encuentra con el problema de que como jugador no le ponen tanto como de portero que siempre hacen falta. Los sueños de los niños son cambiantes. Por eso yo te sugiero una alternativa: aprovecha las vacaciones de verano para que haga un curso de tecnica de portero y deja que él mismos e emocione al ver que domina mucho mejor la técnica. Luego anímale a que siga de portero, tiene muchas más opciones de jugar. Con el tiempo, los niños de 9 años, cuando tienen 14 o 15 se han estilizado y han cambiado físicamente con lo que si tiene todo esto ganado, puede llegar a ser un buen portero. Otra opción es hacer lo mismo pero como jugador. Que se ponga al nivel de sus compañeros con sesiones de técnica. Por último, quiero decirte que si le apoyas en todo momento, la situación de qe sus compañeros no le tengan en cuenta y lo tengan aislado es una suerte porque si aprende a luchar por superar estas situaciones ahora que es pequeño, le estás enseñando a defenderse para toda la vida. Un saludo,

  16. Hola muy buenas tardes

    Primero antes de hacer la pregunta quiero darte las gracias por todo lo que haces para que nos podamos ayudar a nuestros hijos

    ## mi hijo tiene 7 años y juega bien y es el goleador de la comarca donde estamos

    Hace un par de semana veo a mi hijo no es el mismo de antes y le pasa algo pero no quiere contar nada
    Por lo que veo que entrenador grita mucho y aveces insulta ( con palabras muy fuertes)

    Y si es verdad que estás semanas también nosotros hablamos delante de el de fútbol y le contamos la verdad que nos han llamado varios equipos para ficharlo año que viene y ahora no sabemos cuál es el problema si es de nosotros o del entrenador y como podemos ayudarlo porfavor

    Gracias

    1. Gracias por tu confianza. Creo que son las dos cosas y alguna más. El entrenador grita pero eso ya lo hacía antes y el cambio es últimamente con lo que este no es el punto. Vosotros tampoco habéis cambiado con lo que es otra cosa diferente. Mi consejo es hablar con tu hijo pero no cogerlo y preguntarle qué te pasa sino aprovechar un momento que él esté más relajado en casa y charlar dando vueltas alrededor hasta que por fin saldrá el tema porque los niños no tienen maldad. Te contará todo pero has de saber sacárselo de tal forma que ni lo note. Una vez detectado el problema, tu mismo sabrás cómo solucionarlo. Ya me contarás cómo ha ido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías
Scroll al inicio