Respetar el trabajo de los árbitros

Respetar el trabajo de los árbitros

Respetar el trabajo de los árbitros. Tenemos muy claro que el respeto a los árbitros es un punto vital para la formación del niño. A los padres les dejamos muy claro que los niños van a imitar en este tema lo que hagan los padres por lo que es de gran responsabilidad comportarse con un inmenso respeto hacia el trabajo que realiza el juez del partido. 

Aceptamos que en muchas ocasiones, la decisión del árbitro será fundamental para el resultado del partido. El árbitro hará que ganen o pierdan partidos, se equivocará más o menos o incluso alguna vez parecerá que ha pitado a favor de un equipo. En todas estas situaciones, hay comportamientos que pueden ser más adecuados que otros y muchos que no conducen a nada positivo.

“En una escuela de fútbol, donde la formación está por encima del resultado, aconsejamos vivamente que los padres aprendan a aceptar que la gente comete errores, nadie es perfecto y que todos nos equivocamos muchas veces.”

El delantero fallará un gol, el defensa será desbordado por un atacante, el entrenador se equivocará en un cambio, todos erramos. El árbitro, como un elemento más del juego, también se equivoca. El fallo del colegiado es un elemento más del juego del fútbol.

Los padres hemos de saber aceptar que no siempre salen las cosas como uno quiere. Lo sabemos porque la vida nos ha deparado muchas circunstancias en las que no nos han salido las cosas como nosotros deseábamos y, sin embargo, hemos de asumirlas. En el arbitraje ocurre algo parecido. Cuando el árbitro señala una falta que no es del agrado del deportista, el niño se enfrenta a una situación similar que se repetirá muchas veces a lo largo de su vida cuando las cosas no salen como uno quiere.

Es importante que acepte esta situación como parte integrante del juego y la resuelva de la mejor manera posible a pesar de que esto no le favorezca en el partido o considere que es una decisión injusta.

“Si nosotros, los adultos, protestamos de forma airada la decisión del árbitro, ¿qué es lo que conseguiremos de nuestros hijos? En primer lugar, un mal ejemplo por nuestra parte y seguidamente que a nuestros hijos les cueste mucho más aceptar esta situación que es muy enriquecedora para su formación como persona.”

Nos cuesta porque no nos gustan las “injusticias” pero por encima de nuestras opiniones, hemos de pensar que al igual que no le gritamos al policía que nos pone una multa, no podemos gritar o poner en duda las decisiones de un árbitro que es la máxima autoridad en un partido de fútbol. Podremos discrepar de sus decisiones, pero es importante que los jugadores entiendan que el árbitro es el que manda. Y somos nosotros, los adultos los que hemos de dar ejemplo en esto de forma muy especial. 

Ayudemos a nuestros hijos a que aprendan esta lección tan importante que nos ofrece el fútbol y que tantas veces podrán aplicar en su propia vida. Si queremos que nuestros hijos se comporten de forma adecuada, seamos el modelo adecuado. Si insultamos al árbitro, ellos también lo harán. Si un padre respeta a las personas que rodean el entorno deportivo, seguramente su hijo también lo hará. Seamos un modelo positivo para nuestros hijos.

Los árbitros con los que nos vamos a encontrar en esta competición deportiva, están en proceso de aprendizaje, igual que nuestros hijos. Cuando vemos a nuestro hijo fallar comprendemos que está aprendiendo y somos más comprensivos. Lo mismo ocurre con los árbitros y muchas veces este aspecto no se tiene en cuenta.

Por tanto, los padres y entrenadores hemos de fomentar el respeto al árbitro. A todos nos gusta que nos respeten. Los árbitros, como personas que son, por más injusticias que pensemos que nos están haciendo, merecen ser respetados. Si queremos que nos respeten, hay que respetar. El papel de los padres es importante en este aspecto. Debemos explicarles a nuestros hijos lo conveniente que es aceptar los errores de las personas, que las cosas no saldrán siempre como uno quiere y si salen en contra, hay que levantarse y seguir intentándolo.

Siempre comentamos que si un padre no respeta al árbitro en los partidos y le grita, no puede sorprenderle que un día se encuentre a su hijo faltándole al respeto a su padre. Se lo ha ganado a pulso y simplemente está actuando como su padre le ha enseñado.

Respetar el trabajo de los árbitros 

    Facebook
    Twitter
    LinkedIn
    Pinterest
    Tumblr
    WhatsApp
    Email
    Telegram

    13 comentarios en “Respetar el trabajo de los árbitros”

    1. Completamente de acuerdo, el problema que percibo, sin embargo, es que en el futbol base no hay árbitros preparados como tal, es una pena que no sean eficientes y diligentes en sus encomiendas, desgraciadamente el futbol base está mal cuidado y mal enfocado, y es, a mi parecer, en el momento de la niñez y adolescencia cuando nuestros chicos captan más y mejor todas las enseñanzas que se les brindan, no importa la cantidad, pero si importa y mucho la CALIDAD, los altos directivos que gestionan el funcionamiento del futbol base no están para perder momentos fijándose en detalles, que pueden parecer pequeños, pero son los que más marcan a los chavales. Noy hay mal árbitro, hay mala preparación, poca exigencia, casi cualquiera puede arbitrar en el futbol base, es una pena. Y sí, de acuerdo con que es la autoridad del partido, precisamente por eso debería saber lo que hace, hay que obrar sabiendo, y como en todo en la vida, hay de todo en la viña del Señor, enhorabuena a los que sí os preparais y teneis la vocación y el interés por el buen trabajo, gracias a todos ellos, queda mucho camino, ojalá se consiga.

      1. Los árbitros del fútbol base están en periodo de formación. Hay que tenerlo en cuenta porque quizá entonces tendríamos más preocupación por respetarlos más. Tengo la suerte de poder ver cada fin de semana muchos partidos y yo sí los veo bien preparados pero con falta de experiencia que eso hay que suponerlo ya que son muy jóvenes casi todos. Les veo muy concienciados por hacer su trabajo bien y tienen una buena preparación.
        También he de afirmar que son muchas las personas que apoyan una actitud de respeto al árbitro. Pero los que gritan, hacen más ruido que los que se comportan correctamente y parece que son más.

      2. Tiene usted razón Sr. Marcet, también me considero como usted, una madre respetuosa, cada uno en nuestro lugar, es difícil, una vez … debutaba un árbrito en un partido que jugó mi hijo, ahí estaba su abuelo acompañádole, el muchacho jovencísimo y pitando su primer encuentro, estuvo apunto de retirarse sin acabar el partido, su abuelo y yo le dijimos que no lo hiciera, estaba nervioso y cometió errores, todos los cometemos, pero tuvo una buena actuación, nos hizo caso, al acabar, sin esperármelo se dirigió a mi y me dió las gracias, me dijo que sabía que quería ser un buen árbrito e iba a trabajar para conseguirlo, me alegró mucho ver su buena reacción y valentía. A veces, eso sí, se quiere enseñar tan rápido y a tanta gente a la vez, que los resultados solo son buenos para una minoría.

    2. Completamente de acuerdo, el problema que percibo, sin embargo, es que en el futbol base no hay árbitros preparados como tal, es una pena que no sean eficientes y diligentes en sus encomiendas, desgraciadamente el futbol base está mal cuidado y mal enfocado, y es, a mi parecer, en el momento de la niñez y adolescencia cuando nuestros chicos captan más y mejor todas las enseñanzas que se les brindan, no importa la cantidad, pero si importa y mucho la CALIDAD, los altos directivos que gestionan el funcionamiento del futbol base no están para perder momentos fijándose en detalles, que pueden parecer pequeños, pero son los que más marcan a los chavales. Noy hay mal árbitro, hay mala preparación, poca exigencia, casi cualquiera puede arbitrar en el futbol base, es una pena. Y sí, de acuerdo con que es la autoridad del partido, precisamente por eso debería saber lo que hace, hay que obrar sabiendo, y como en todo en la vida, hay de todo en la viña del Señor, enhorabuena a los que sí os preparais y teneis la vocación y el interés por el buen trabajo, gracias a todos ellos, queda mucho camino, ojalá se consiga.

    3. Tiene usted razón Sr. Marcet, también me considero como usted, una madre respetuosa, cada uno en nuestro lugar, es difícil, una vez … debutaba un árbrito en un partido que jugó mi hijo, ahí estaba su abuelo acompañádole, el muchacho jovencísimo y pitando su primer encuentro, estuvo apunto de retirarse sin acabar el partido, su abuelo y yo le dijimos que no lo hiciera, estaba nervioso y cometió errores, todos los cometemos, pero tuvo una buena actuación, nos hizo caso, al acabar, sin esperármelo se dirigió a mi y me dió las gracias, me dijo que sabía que quería ser un buen árbrito e iba a trabajar para conseguirlo, me alegró mucho ver su buena reacción y valentía. A veces, eso sí, se quiere enseñar tan rápido y a tanta gente a la vez, que los resultados solo son buenos para una minoría.

    4. Le agradezco sus palabras, a veces hacemos de lo simple algo complejo y difícil, aunque sigo pensando, como en mi primer comentario, que le hace falta mayor exigencia y buena docencia a la hora de preparar a los árbitros del fútbol base, sigamos todos el buen camino y aprender valorando este maravilloso deporte.

    5. Le agradezco sus palabras, a veces hacemos de lo simple algo complejo y difícil, aunque sigo pensando, como en mi primer comentario, que le hace falta mayor exigencia y buena docencia a la hora de preparar a los árbitros del fútbol base, sigamos todos el buen camino y aprender valorando este maravilloso deporte.

    6. Buenas tardes Sr. Marcet, le invito a leer el comentario del Sr. Javier Tebas -vicepresidente de la LFP-, sobre el proceso de selección
      de los árbitros
      en España, mi humilde opinión, como en mis anteriores comentarios, yo tengo esa percepción desde el fútbol base, aunque no metamos a todos en el mismo saco, por casos que me son cercanos también tengo constancia que hay quien ama la profesión y se preparan a conciencia para desarrollarla con la mayor diligencia posible.

    7. Buenas tardes Sr. Marcet, le invito a leer el comentario del Sr. Javier Tebas -vicepresidente de la LFP-, sobre el proceso de selección
      de los árbitros
      en España, mi humilde opinión, como en mis anteriores comentarios, yo tengo esa percepción desde el fútbol base, aunque no metamos a todos en el mismo saco, por casos que me son cercanos también tengo constancia que hay quien ama la profesión y se preparan a conciencia para desarrollarla con la mayor diligencia posible.

    8. Y además, lo podemos aplicar a cualquier profesión. Los médicos. A veces te encuentras médicos que les falta un poco más de trato humano, o que parece que no se toman en serio lo que hacen y sin embargo hay tantos médicos ejemplares, bien preparados, amables con los pacientes…

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    13 comentarios en “Respetar el trabajo de los árbitros”

    1. Completamente de acuerdo, el problema que percibo, sin embargo, es que en el futbol base no hay árbitros preparados como tal, es una pena que no sean eficientes y diligentes en sus encomiendas, desgraciadamente el futbol base está mal cuidado y mal enfocado, y es, a mi parecer, en el momento de la niñez y adolescencia cuando nuestros chicos captan más y mejor todas las enseñanzas que se les brindan, no importa la cantidad, pero si importa y mucho la CALIDAD, los altos directivos que gestionan el funcionamiento del futbol base no están para perder momentos fijándose en detalles, que pueden parecer pequeños, pero son los que más marcan a los chavales. Noy hay mal árbitro, hay mala preparación, poca exigencia, casi cualquiera puede arbitrar en el futbol base, es una pena. Y sí, de acuerdo con que es la autoridad del partido, precisamente por eso debería saber lo que hace, hay que obrar sabiendo, y como en todo en la vida, hay de todo en la viña del Señor, enhorabuena a los que sí os preparais y teneis la vocación y el interés por el buen trabajo, gracias a todos ellos, queda mucho camino, ojalá se consiga.

      1. Los árbitros del fútbol base están en periodo de formación. Hay que tenerlo en cuenta porque quizá entonces tendríamos más preocupación por respetarlos más. Tengo la suerte de poder ver cada fin de semana muchos partidos y yo sí los veo bien preparados pero con falta de experiencia que eso hay que suponerlo ya que son muy jóvenes casi todos. Les veo muy concienciados por hacer su trabajo bien y tienen una buena preparación.
        También he de afirmar que son muchas las personas que apoyan una actitud de respeto al árbitro. Pero los que gritan, hacen más ruido que los que se comportan correctamente y parece que son más.

      2. Tiene usted razón Sr. Marcet, también me considero como usted, una madre respetuosa, cada uno en nuestro lugar, es difícil, una vez … debutaba un árbrito en un partido que jugó mi hijo, ahí estaba su abuelo acompañádole, el muchacho jovencísimo y pitando su primer encuentro, estuvo apunto de retirarse sin acabar el partido, su abuelo y yo le dijimos que no lo hiciera, estaba nervioso y cometió errores, todos los cometemos, pero tuvo una buena actuación, nos hizo caso, al acabar, sin esperármelo se dirigió a mi y me dió las gracias, me dijo que sabía que quería ser un buen árbrito e iba a trabajar para conseguirlo, me alegró mucho ver su buena reacción y valentía. A veces, eso sí, se quiere enseñar tan rápido y a tanta gente a la vez, que los resultados solo son buenos para una minoría.

    2. Completamente de acuerdo, el problema que percibo, sin embargo, es que en el futbol base no hay árbitros preparados como tal, es una pena que no sean eficientes y diligentes en sus encomiendas, desgraciadamente el futbol base está mal cuidado y mal enfocado, y es, a mi parecer, en el momento de la niñez y adolescencia cuando nuestros chicos captan más y mejor todas las enseñanzas que se les brindan, no importa la cantidad, pero si importa y mucho la CALIDAD, los altos directivos que gestionan el funcionamiento del futbol base no están para perder momentos fijándose en detalles, que pueden parecer pequeños, pero son los que más marcan a los chavales. Noy hay mal árbitro, hay mala preparación, poca exigencia, casi cualquiera puede arbitrar en el futbol base, es una pena. Y sí, de acuerdo con que es la autoridad del partido, precisamente por eso debería saber lo que hace, hay que obrar sabiendo, y como en todo en la vida, hay de todo en la viña del Señor, enhorabuena a los que sí os preparais y teneis la vocación y el interés por el buen trabajo, gracias a todos ellos, queda mucho camino, ojalá se consiga.

    3. Tiene usted razón Sr. Marcet, también me considero como usted, una madre respetuosa, cada uno en nuestro lugar, es difícil, una vez … debutaba un árbrito en un partido que jugó mi hijo, ahí estaba su abuelo acompañádole, el muchacho jovencísimo y pitando su primer encuentro, estuvo apunto de retirarse sin acabar el partido, su abuelo y yo le dijimos que no lo hiciera, estaba nervioso y cometió errores, todos los cometemos, pero tuvo una buena actuación, nos hizo caso, al acabar, sin esperármelo se dirigió a mi y me dió las gracias, me dijo que sabía que quería ser un buen árbrito e iba a trabajar para conseguirlo, me alegró mucho ver su buena reacción y valentía. A veces, eso sí, se quiere enseñar tan rápido y a tanta gente a la vez, que los resultados solo son buenos para una minoría.

    4. Le agradezco sus palabras, a veces hacemos de lo simple algo complejo y difícil, aunque sigo pensando, como en mi primer comentario, que le hace falta mayor exigencia y buena docencia a la hora de preparar a los árbitros del fútbol base, sigamos todos el buen camino y aprender valorando este maravilloso deporte.

    5. Le agradezco sus palabras, a veces hacemos de lo simple algo complejo y difícil, aunque sigo pensando, como en mi primer comentario, que le hace falta mayor exigencia y buena docencia a la hora de preparar a los árbitros del fútbol base, sigamos todos el buen camino y aprender valorando este maravilloso deporte.

    6. Buenas tardes Sr. Marcet, le invito a leer el comentario del Sr. Javier Tebas -vicepresidente de la LFP-, sobre el proceso de selección
      de los árbitros
      en España, mi humilde opinión, como en mis anteriores comentarios, yo tengo esa percepción desde el fútbol base, aunque no metamos a todos en el mismo saco, por casos que me son cercanos también tengo constancia que hay quien ama la profesión y se preparan a conciencia para desarrollarla con la mayor diligencia posible.

    7. Buenas tardes Sr. Marcet, le invito a leer el comentario del Sr. Javier Tebas -vicepresidente de la LFP-, sobre el proceso de selección
      de los árbitros
      en España, mi humilde opinión, como en mis anteriores comentarios, yo tengo esa percepción desde el fútbol base, aunque no metamos a todos en el mismo saco, por casos que me son cercanos también tengo constancia que hay quien ama la profesión y se preparan a conciencia para desarrollarla con la mayor diligencia posible.

    8. Y además, lo podemos aplicar a cualquier profesión. Los médicos. A veces te encuentras médicos que les falta un poco más de trato humano, o que parece que no se toman en serio lo que hacen y sin embargo hay tantos médicos ejemplares, bien preparados, amables con los pacientes…

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Categorías
    Scroll al inicio