Tipos de padres que nos encontramos en los campos de fútbol

Tipos de padres que nos encontramos en el fútbol

Tipos de padres que nos encontramos en el fútbol. Hemos estado repasando las distintas situaciones que se dan en un ambiente deportivo pero quizá podemos hacer ahora un análisis de los tipos de padres que se pueden apreciar en los campos de fútbol en todo el mundo. Es una oportunidad para que si te ves identificado con alguno de ellos, puedas cambiar tu actitud para ayudar a tu hijo en su formación deportiva y humana.

Son aquellos que no muestran mucho interés por la práctica deportiva de sus hijos. No valoran lo mucho que puede enriquecer a su hijo una actividad de este tipo y no colaboran lo suficiente. Si pueden, hacen que el niño se desplace con unos amigos que también van al fútbol. No saben ni quién es su entrenador, ni conoce a los compañeros de su hijo. Les da igual que haga fútbol, violín y maracas. Lo que pretenden es tenerlo ocupado en su tiempo libre y quizá, de esta forma, tener tiempo para uno mismo.

No vamos aquí a juzgarlos porque hay otras muchas circunstancias que hacen imposible la asistencia a los entrenamientos y a los partidos de los hijos. Son aquellos padres que trabajan en el horario de entrenamiento y como es una empresa de servicios, los fines de semana es cuando intensifican más su trabajo. También están las familias numerosas con muchos hijos y que deben repartir los esfuerzos entre los más pequeños y dejar por libre a los mayores. Incluso los hermanos mayores son los que acompañan a los pequeños a los campos. En estos casos los padres son muy generosos y nada egoístas.

Son especialmente madres pero también hay padres. Están muy encima de su hijo preocupados de que no le pase nada. Le prepara la ropa de entrenamiento en lugar de responsabilizarle de sus cosas. En los partidos, acude corriendo cuando se hace daño y utiliza siempre todo su ingenio para salvaguardar a su hijo de cualquier situación desagradable. Convierten a sus hijos en deportistas blandos, inmaduros y despistados.

Es un tipo de padre bastante frecuente en los campos de fútbol y que hace mucho daño al niño sin darse cuenta de las consecuencias que tiene su forma de actuar. En el fondo todo eso lo hacen porque les quieren demostrar lo mucho que les quieren. Pero se equivocan porque hay que saber aguantar y verles sufrir un poco porque eso les hace mucho bien, les forma el carácter y les hace más fuertes para afrontar su propia vida. No podemos tener siempre al niño entre algodones.

Son padres empeñados en ayudar a su hijo transmitiendo toda su experiencia del fútbol con el objetivo de llegar a ser un gran jugador. Se comportan como si fueran entrenadores. Aprovechan todo momento para dar instrucciones a sus hijos durante el partido o fuera de él. Incluso dan consejos a los otros jugadores también. Muchos de estos consejos, como es natural, no coinciden con los que reciben sus hijos por parte del entrenador y se produce un bloqueo importante porque no sabe a quién de los dos debe hacer caso y el niño desea complacer a los dos.

Es bastante frecuente verlos hablar con los otros padres o directivos sobre temas referentes a la organización y desarrollo del equipo en momentos que no son los más adecuados y delante de jugadores del equipo donde juega su hijo. Esto hace mucho daño al equipo y a los hijos.

Son aquellos padres que permanecen durante todo el partido como si estuvieran en las gradas de un estadio de Primera División como hinchas apasionados. Insultos al árbitro cuando se equivoca, al equipo rival, e incluso al entrenador y jugadores de su propio equipo.

En ocasiones, el entrenador y directivos de la entidad han intentado persuadirles de su comportamiento ya que dan una mala imagen del club al que representan, pero no hacen mucho caso porque piensan que no hacen nada malo.

Este tipo de padres es conveniente que desaparezcan de la entidad cuanto antes porque hacen mucho daño. Hay dos formas de hacerlo, ganandolo para tu bando, es decir, ayudando a que vea que se está equivocando con su actitud, o apartándose definitivamente si no está dispuesto a realizar ese cambio por su hijo.

Es importante dejar claro que los problemas que hay en un campo de fútbol son problemas que vienen de los responsables de la entidad que no han sabido marcar las pautas en su momento y ahora no hay quién controle la situación. Los padres también son responsables porque son adultos y deben saber comportarse adecuadamente en todo momento.

Son padres muy exigentes con sus hijos. Quieren que todo lo haga perfecto y sólo le hace ver lo que hace mal y constantemente le va indicando cómo debe corregirlo. Nunca le comenta lo que hace bien. Nunca está satisfecho de lo que hace su hijo, siempre quiere más y le critica constantemente porque piensa que así conseguirá hacer de él un gran jugador.

Es de aquellos padres que piensan que su hijo es más de lo que realmente es o puede ser y, sus exigencias le originan al hijo un fuerte estrés cada vez que juega ya que no consigue alcanzar lo que su padre le pide. Estos fracasos deportivos se convierten frecuentemente en fracasos personales. Son padres muy peligrosos por el gran daño que producen a sus hijos.

Un denominador común de estas cinco descripciones que hemos realizado sobre tipos de padres es que ninguno lo hace con mala intención. Quieren lo mejor para su hijo pero se equivocan en la forma. Sin darse cuenta, están contribuyendo a que las condiciones que rodean la práctica deportiva del hijo no sean las más adecuadas.

Si en alguna ocasión crees que te has podido comportar como uno de estos padres que hemos descrito, puedes recordar los consejos que hemos desarrollado aquí. Estás a tiempo de cambiar de actitud. Piensa que tu hijo y el entorno te lo agradecerá y seremos felices todos disfrutando de este bello deporte.

Tipos de padres que nos encontramos en el fútbol. Para profundizar puedes ir a este enlace

    Facebook
    Twitter
    LinkedIn
    Pinterest
    Tumblr
    WhatsApp
    Email
    Telegram

    24 comentarios en “Tipos de padres que nos encontramos en el fútbol”

    1. hola, el entrenador de mi hijo de 9 años nos pide a los padres que dejemos a los niños solos en los entrenamientos que luego de dos horas volvamos a recogerlos ¿debemos hacer lo que nos pide el entrenador?

    2. hola, el entrenador de mi hijo de 9 años nos pide a los padres que dejemos a los niños solos en los entrenamientos que luego de dos horas volvamos a recogerlos ¿debemos hacer lo que nos pide el entrenador?

    3. Estoy bastante de acuerdo con esta actitud igual que tampoco se asiste a la clase de matemáticas en el colegio. Los niños a trabajan mejor en muchos casos cuando no están encima de ellos sus padres. Además demostramos de esta forma que confiamos en el trabajo del entrenador y que sabrá sacarle el rendimiento máximo a cada jugador. Os animo a practicarlo porque es una buena medida.

    4. Hola Javier. Quiero darte la enhorabuena por el blog y por los articulos que has publicado pero principalmente por tu preocupación en transmitir estos conceptos que a muchos padres nos va a ayudar enormemente. He estado buscando consejos de este tipo durante tiempo y finalmente los he encontrado todos juntos. Gracias.

      Mi pregunta es muy sencilla, tengo un hijo de 8 y le encanta el futbol. Dentro de su equipo es una estrella y yo no puedo evitar vociferar bastante durante los partidos. Siempre son animos, a ambos equipos (sobretodo los porteros) y a todos los jugadores, pero algún grito tipo " pero pásala hombre pásala ya!!!" se me escapa. El caso es que vocifero mucho, muchisimo y me encanta. Debería también controlarme? A veces me preocupo por si se me oye mas a mi que a ningun padre…

    5. Hola Javier. Quiero darte la enhorabuena por el blog y por los articulos que has publicado pero principalmente por tu preocupación en transmitir estos conceptos que a muchos padres nos va a ayudar enormemente. He estado buscando consejos de este tipo durante tiempo y finalmente los he encontrado todos juntos. Gracias.

      Mi pregunta es muy sencilla, tengo un hijo de 8 y le encanta el futbol. Dentro de su equipo es una estrella y yo no puedo evitar vociferar bastante durante los partidos. Siempre son animos, a ambos equipos (sobretodo los porteros) y a todos los jugadores, pero algún grito tipo " pero pásala hombre pásala ya!!!" se me escapa. El caso es que vocifero mucho, muchisimo y me encanta. Debería también controlarme? A veces me preocupo por si se me oye mas a mi que a ningun padre…

    6. Es muy importante para tu hijo que tu comportamiento en el campo sea siempre muy correcto ya que él se da cuenta de todo y aprende de nosotros lo bueno y lo malo. Animar al equipo me parece interesante aunque yo siempre aconsejo que estemos un poco despegados de los partidos. Es su partido, no el nuestro. Es su espacio de diversión, nada más. Cuanto más metido estés en el partido, más presión recibe de sus padres (cuando no debería haber ninguna). En lo deportivo, debe haber sólo una voz, la del entrenador. Tu eres su padre, algo muy hermoso y muy grande que exige mucha responsabilidad. Gracias por tu apoyo y comprensión.

    7. Apreciado Sr. Marcet;

      Mi hijo de 14 años forma parte desde hace 3 años de un relevante club de futbol en Centroamérica.

      Juega en U15 Elite y el caso es que desde que subio de categoría al primer equipo, le convocan a todos los partidos pero no siempre juega y cuando le ponen juega solamente entre 20 y 25 minutos del mismo.

      Mi hijo estuvo hace dos años en un curso de verano en vuestra academia y en opinión de vuestro entrenador juega muy bien y el mismo le comento que si viviese en Barcelona le invitaría a Jugar en vuestro equipo.

      Mi hijo percibe que el Club no le está dando una verdadera oportunidad aun cuando en muchos de los partidos haya hecho un estupendo trabajo. Incluso en algunos casos le cambian de posición de la que juega habitualmente y donde el percibe que se desempeña mejor.

      Dado que ya lleva tres años en esta situación, me sirvo preguntarle si en su opinión debe perseverar en este equipo y o alternativamente lo más recomendable seria rescindir el contrato con el club al final de la temporada y buscar otras opciones.

      Muchas Gracias por su atenta respuesta.

    8. Apreciado Sr. Marcet;

      Mi hijo de 14 años forma parte desde hace 3 años de un relevante club de futbol en Centroamérica.

      Juega en U15 Elite y el caso es que desde que subio de categoría al primer equipo, le convocan a todos los partidos pero no siempre juega y cuando le ponen juega solamente entre 20 y 25 minutos del mismo.

      Mi hijo estuvo hace dos años en un curso de verano en vuestra academia y en opinión de vuestro entrenador juega muy bien y el mismo le comento que si viviese en Barcelona le invitaría a Jugar en vuestro equipo.

      Mi hijo percibe que el Club no le está dando una verdadera oportunidad aun cuando en muchos de los partidos haya hecho un estupendo trabajo. Incluso en algunos casos le cambian de posición de la que juega habitualmente y donde el percibe que se desempeña mejor.

      Dado que ya lleva tres años en esta situación, me sirvo preguntarle si en su opinión debe perseverar en este equipo y o alternativamente lo más recomendable seria rescindir el contrato con el club al final de la temporada y buscar otras opciones.

      Muchas Gracias por su atenta respuesta.

    9. Lo que me cuentas es algo bastante habitual. Te voy a pedir que hagas algo que no sé si se puede hacer en tu país pero creo que es muy importante. Parece ser que tu hijo es un buen jugador pero no acaba de ser determinante y juega siempre pero no acaban de confiar en él. Me falta saber la opinión del entrenador. ¿Ha sido siempre el mismo en estos tres años? Si consigues reunirte con el entrenador o el coordinador podríamos saber qué es lo que le falta para ser más decisivo en el equipo y a partid de ahí hay que seguir trabajando en esta línea. Tu hijo tiene calidad pero quizá le falta más velocidad o más confianza en si mismo o más corpulencia. Quizá es que no entiende el sistema táctico que utiliza el entrenador. A partir de ahí, hay que trabajar duro para mejorar aquello que le falta para llegar a ser el jugador que se merece ser. En el caso de que no haya posibilidad de comunicación pienso que es muy complicado progresar en este equipo y debes buscar uno donde pueda jugar más ya que es la base de todo. ¿Si no juega para qué entrena? Terminará dejando el fútbol como han hecho tantos jóvenes de esta edad.

    10. Hola Javier. Mi hijo juega en liga santafesina (Ciudad de Santa Fe, Argentina). Tiene 11 años. Tengo mucho disconformismo por como se manejan sus entrenadores y la omnipotencia que respiran. Son 30 chicos,y la rotación es casi nula. Estoy hablando de nenes que no son convocados y que pueden jugar bien. Noto mucho egoísmo de los entrenadores, al punto que los sientan al costado del césped a veces y dejaron de formarlos a esta edad para dedicarse a queder ganar (privar de jugar a algunos es dejar de formar). Sumado, un silencio cómplice de los padres que tienen la suerte de que su hijo juega. El mío espera ansioso cada citación y nunca llega y se me viene abajo. Obvio el hijo del entrenador siempre juega… creo que quiere salvarse el. No veo alrededor clubes diferentes como para cambiarlo. Parece que los entrenadores en gral ceden dentro de una corriente mundial de competitividad, su fama y el dinero… que cada vez atropella chicos más chicos. No me entra en la cabeza esta discriminación a esta edad. Los entrenadores se manejan puertas para adentro, y no rinden cuentas de nada. ¿Qué puedo hacer?. Hablé con todos y a nadie le interesa un debate siquiera. y mi nene quiere jugar al futbol con sus amigos… Les están robando la alegría a los pibes!!!!!. A.R.

    11. Hola Javier. Mi hijo juega en liga santafesina (Ciudad de Santa Fe, Argentina). Tiene 11 años. Tengo mucho disconformismo por como se manejan sus entrenadores y la omnipotencia que respiran. Son 30 chicos,y la rotación es casi nula. Estoy hablando de nenes que no son convocados y que pueden jugar bien. Noto mucho egoísmo de los entrenadores, al punto que los sientan al costado del césped a veces y dejaron de formarlos a esta edad para dedicarse a queder ganar (privar de jugar a algunos es dejar de formar). Sumado, un silencio cómplice de los padres que tienen la suerte de que su hijo juega. El mío espera ansioso cada citación y nunca llega y se me viene abajo. Obvio el hijo del entrenador siempre juega… creo que quiere salvarse el. No veo alrededor clubes diferentes como para cambiarlo. Parece que los entrenadores en gral ceden dentro de una corriente mundial de competitividad, su fama y el dinero… que cada vez atropella chicos más chicos. No me entra en la cabeza esta discriminación a esta edad. Los entrenadores se manejan puertas para adentro, y no rinden cuentas de nada. ¿Qué puedo hacer?. Hablé con todos y a nadie le interesa un debate siquiera. y mi nene quiere jugar al futbol con sus amigos… Les están robando la alegría a los pibes!!!!!. A.R.

    12. Efectivamente es un problema mundial al que muchos padres nos damos cuenta y sufrimos con nuestros hijos pero nadie mueve pieza y el que la quiere mover, no sabe cómo hacerlo. Aquí está pasando algo parecido y esto solo se puede cambiar desde arriba así que personas como tu deben meterse en el fútbol organizativo y una vez estés allí, poder cambiar las cosas. Quizá llegue tarde para tu hijo pero puede ser que muchos niños argentinos se beneficien de todo esto.Vale la pena intentarlo.
      En Barcelona si existen clubes donde todos los chicos juegan. Pero es complicado encontrarlos.

    13. hola Mi hijo tiene 13 años, solo ha jugado al futbol las pachangas del colegio pero ahora dice que quiere jugar en un equipo federado, lo hemos apuntado para que aprenda y sepa lo que es el sacrificio de entrenar 3 veces al dia y partido los sabados, el problema viene cuando el nivel de mi hijo no es el de los demás, le veo con miedo en los patidos, me da la sensación que no quiere que le pasen para no hacerlo mal en definitiva lo veo con miedo y algo inseguro, los compañeros le recriminan su falta de actitud y el solo agacha la cabeza y lo asume, tengo miedo que le afecte en su personalidad, pero el no falta a ningún entrenamiento e intenta mejorar, los entrenadores me dijeron que le harian trabajo especifico a el solo para que coja algo de soltura pero en ningún momento lo han hecho. Me gustaría tener tu opinión.
      Gracias!

      1. Vamos a darle la vuelta a esta situación. En realidad tu hijo tiene la suerte de enfrentarse a una situación problemática. Los padres no hemos de sufrir ante estas situaciones sino que hay que apoyarle para que sea capaz él solo de salir de este problema. Es normal que esto ocurra porque el recorrido de los demás niños es muy largo y el de tu hijo muy corto. Hasta que no se igualen los recorridos, pasará esto. Por este motivo, lo que hay que hacer es darle confianza, seguridad. Debe luchar y poner esfuerzo para mejorar esa "falta de actitud" que no es más que un ritmo diferente que lo llegará a adquirir con el tiempo. Ponle metas cortas ayudado también con el entrenador. Que pueda apreciar poco a poco su progresión. Verás cómo las cosas van mejorando con el tiempo. Además, esta situación le va a ayudar a ser mentalmente más fuerte que sus compañeros que lo tienen mucho más fácil.

    14. hola Mi hijo tiene 13 años, solo ha jugado al futbol las pachangas del colegio pero ahora dice que quiere jugar en un equipo federado, lo hemos apuntado para que aprenda y sepa lo que es el sacrificio de entrenar 3 veces al dia y partido los sabados, el problema viene cuando el nivel de mi hijo no es el de los demás, le veo con miedo en los patidos, me da la sensación que no quiere que le pasen para no hacerlo mal en definitiva lo veo con miedo y algo inseguro, los compañeros le recriminan su falta de actitud y el solo agacha la cabeza y lo asume, tengo miedo que le afecte en su personalidad, pero el no falta a ningún entrenamiento e intenta mejorar, los entrenadores me dijeron que le harian trabajo especifico a el solo para que coja algo de soltura pero en ningún momento lo han hecho. Me gustaría tener tu opinión.
      Gracias!

      1. Lo más importante es que juegue y si allí no juega debes buscar un equip donde te aseguren que va a jugar. No busques categoría alta, simplemente un equipo normal, donde enseñen y se preocupen de que tu hijo pueda progresar. Cuando estés seguro de haber encontrado el lugar idóneo, verás que tu hijo es por fin feliz jugando a lo que le gusta.

    15. Hola mi hijo de 10 anyos juega en 2 equipos, uno (futbol y uno sala)a raiz de una lesion jugando en el equipo de futbol nos dice que no quiere volver a jugar, (en el equipo de futbol)que los compañeros le menosprecian, el entrenador tambien(la verdad es que en ningun momento se ha interesado por la lesion del niño), en cambio en sala todo lo contrario(el entrenador en este caso esta volcado en la recuperacion del niño). la verdad es que no sabemos que hacer, si le permitimos rendirse a la primera?… pero obligarle??cuando digo se niega es hasta el punto de ponerse a llorar…

    16. Lo importante es que juegue al fútbol. El tiene la suerte de poder escoger entre una modalidad u otra y, por diversas circunstancias, se ha decantado por una. No te preocupes. Que disfrute con su deporte y el tiempo lo dejará todo otra vez claro. Piensa que es muy bueno el fútbol sala para mejorar en la técnica ya que tocas mucho el balón y eso hace que te diviertas más. Muchos jugadores han empezado a jugar en sala y luego han pasado al fútbol.

      ¿Rendirse? Esto no es rendirse sino escoger libremente lo que a uno le apetece más. Lo que no es correcto es dejarlo a mitad. Yo le haría terminar su compromiso con el equipo y luego que la próxima temporada decida él.

    17. Juan Jose Ochoa Menendez

      Buenas, mi hijo ahora tiene 14 años, el año pasado 2019 /20, jugó en division de honor infantil de Madrid, con el Complutense de Alcalá quedaron quintos clasificados del Grupo A donde están el resto Madrid A y Atlético de Madrid A, este año al subir a cadete, jugara en el. Cadete B en categoría preferente, es un chico de 170 de estatura y 46 de pie, el tiene la idea entre ceja y ceja de llegar a profesional y que en esta temporada 2020/21 lo fiche la cantera del Real Madrid, qie. Consejos me das para el niño pueda conseguir su sueño

      1. Hola Juan José: me haces una buena pero difícil pregunta. Te voy a responder como si tu hijo fuera el mío. Lo primero que haría sería comprobar que los entrenamientos y partidos no le privan de sacar las mejores notas en el colegio. En el caso de que no sea así, este año pactaría con él un horario exigente de estudio y unas notas mínimas para este primer trimestre. Si no se cumplen se acaba el fútbol. Y debes cumplirlo porque si realmente quieres a tu hijo le tienes que exigir en sus estudios ya que ese sí es su futuro de verdad. Luego, como buen padre le apoyaría en su sueño hasta el final pero desde la distancia ya que si le presionas al final acabará aborreciendo este deporte. También le diría que si quiere seguir en este camino profesional debe elegir entre la vida que hacen sus amigos (ordenadores, fiestas, etc) y la que ha elegido él que se centra en entrenar y estudiar. No hay mucho tiempo para más. Hay que preguntarle si está dispuesto a prescindir de todas esas cosas tan atractivas. También le diría que sea muy humilde y que sepa aceptar sus errores, que escuche mucho a su entrenador, que sea muy honesto, que el camino es muy duro y hay que poner mucho esfuerzo para conseguir las metas que se propone.
        Podríamos seguir pero claro, es una pregunta tan general que la respuesta es demasiado amplia. Espero haber podido ayudarte.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    24 comentarios en “Tipos de padres que nos encontramos en el fútbol”

    1. hola, el entrenador de mi hijo de 9 años nos pide a los padres que dejemos a los niños solos en los entrenamientos que luego de dos horas volvamos a recogerlos ¿debemos hacer lo que nos pide el entrenador?

    2. hola, el entrenador de mi hijo de 9 años nos pide a los padres que dejemos a los niños solos en los entrenamientos que luego de dos horas volvamos a recogerlos ¿debemos hacer lo que nos pide el entrenador?

    3. Estoy bastante de acuerdo con esta actitud igual que tampoco se asiste a la clase de matemáticas en el colegio. Los niños a trabajan mejor en muchos casos cuando no están encima de ellos sus padres. Además demostramos de esta forma que confiamos en el trabajo del entrenador y que sabrá sacarle el rendimiento máximo a cada jugador. Os animo a practicarlo porque es una buena medida.

    4. Hola Javier. Quiero darte la enhorabuena por el blog y por los articulos que has publicado pero principalmente por tu preocupación en transmitir estos conceptos que a muchos padres nos va a ayudar enormemente. He estado buscando consejos de este tipo durante tiempo y finalmente los he encontrado todos juntos. Gracias.

      Mi pregunta es muy sencilla, tengo un hijo de 8 y le encanta el futbol. Dentro de su equipo es una estrella y yo no puedo evitar vociferar bastante durante los partidos. Siempre son animos, a ambos equipos (sobretodo los porteros) y a todos los jugadores, pero algún grito tipo " pero pásala hombre pásala ya!!!" se me escapa. El caso es que vocifero mucho, muchisimo y me encanta. Debería también controlarme? A veces me preocupo por si se me oye mas a mi que a ningun padre…

    5. Hola Javier. Quiero darte la enhorabuena por el blog y por los articulos que has publicado pero principalmente por tu preocupación en transmitir estos conceptos que a muchos padres nos va a ayudar enormemente. He estado buscando consejos de este tipo durante tiempo y finalmente los he encontrado todos juntos. Gracias.

      Mi pregunta es muy sencilla, tengo un hijo de 8 y le encanta el futbol. Dentro de su equipo es una estrella y yo no puedo evitar vociferar bastante durante los partidos. Siempre son animos, a ambos equipos (sobretodo los porteros) y a todos los jugadores, pero algún grito tipo " pero pásala hombre pásala ya!!!" se me escapa. El caso es que vocifero mucho, muchisimo y me encanta. Debería también controlarme? A veces me preocupo por si se me oye mas a mi que a ningun padre…

    6. Es muy importante para tu hijo que tu comportamiento en el campo sea siempre muy correcto ya que él se da cuenta de todo y aprende de nosotros lo bueno y lo malo. Animar al equipo me parece interesante aunque yo siempre aconsejo que estemos un poco despegados de los partidos. Es su partido, no el nuestro. Es su espacio de diversión, nada más. Cuanto más metido estés en el partido, más presión recibe de sus padres (cuando no debería haber ninguna). En lo deportivo, debe haber sólo una voz, la del entrenador. Tu eres su padre, algo muy hermoso y muy grande que exige mucha responsabilidad. Gracias por tu apoyo y comprensión.

    7. Apreciado Sr. Marcet;

      Mi hijo de 14 años forma parte desde hace 3 años de un relevante club de futbol en Centroamérica.

      Juega en U15 Elite y el caso es que desde que subio de categoría al primer equipo, le convocan a todos los partidos pero no siempre juega y cuando le ponen juega solamente entre 20 y 25 minutos del mismo.

      Mi hijo estuvo hace dos años en un curso de verano en vuestra academia y en opinión de vuestro entrenador juega muy bien y el mismo le comento que si viviese en Barcelona le invitaría a Jugar en vuestro equipo.

      Mi hijo percibe que el Club no le está dando una verdadera oportunidad aun cuando en muchos de los partidos haya hecho un estupendo trabajo. Incluso en algunos casos le cambian de posición de la que juega habitualmente y donde el percibe que se desempeña mejor.

      Dado que ya lleva tres años en esta situación, me sirvo preguntarle si en su opinión debe perseverar en este equipo y o alternativamente lo más recomendable seria rescindir el contrato con el club al final de la temporada y buscar otras opciones.

      Muchas Gracias por su atenta respuesta.

    8. Apreciado Sr. Marcet;

      Mi hijo de 14 años forma parte desde hace 3 años de un relevante club de futbol en Centroamérica.

      Juega en U15 Elite y el caso es que desde que subio de categoría al primer equipo, le convocan a todos los partidos pero no siempre juega y cuando le ponen juega solamente entre 20 y 25 minutos del mismo.

      Mi hijo estuvo hace dos años en un curso de verano en vuestra academia y en opinión de vuestro entrenador juega muy bien y el mismo le comento que si viviese en Barcelona le invitaría a Jugar en vuestro equipo.

      Mi hijo percibe que el Club no le está dando una verdadera oportunidad aun cuando en muchos de los partidos haya hecho un estupendo trabajo. Incluso en algunos casos le cambian de posición de la que juega habitualmente y donde el percibe que se desempeña mejor.

      Dado que ya lleva tres años en esta situación, me sirvo preguntarle si en su opinión debe perseverar en este equipo y o alternativamente lo más recomendable seria rescindir el contrato con el club al final de la temporada y buscar otras opciones.

      Muchas Gracias por su atenta respuesta.

    9. Lo que me cuentas es algo bastante habitual. Te voy a pedir que hagas algo que no sé si se puede hacer en tu país pero creo que es muy importante. Parece ser que tu hijo es un buen jugador pero no acaba de ser determinante y juega siempre pero no acaban de confiar en él. Me falta saber la opinión del entrenador. ¿Ha sido siempre el mismo en estos tres años? Si consigues reunirte con el entrenador o el coordinador podríamos saber qué es lo que le falta para ser más decisivo en el equipo y a partid de ahí hay que seguir trabajando en esta línea. Tu hijo tiene calidad pero quizá le falta más velocidad o más confianza en si mismo o más corpulencia. Quizá es que no entiende el sistema táctico que utiliza el entrenador. A partir de ahí, hay que trabajar duro para mejorar aquello que le falta para llegar a ser el jugador que se merece ser. En el caso de que no haya posibilidad de comunicación pienso que es muy complicado progresar en este equipo y debes buscar uno donde pueda jugar más ya que es la base de todo. ¿Si no juega para qué entrena? Terminará dejando el fútbol como han hecho tantos jóvenes de esta edad.

    10. Hola Javier. Mi hijo juega en liga santafesina (Ciudad de Santa Fe, Argentina). Tiene 11 años. Tengo mucho disconformismo por como se manejan sus entrenadores y la omnipotencia que respiran. Son 30 chicos,y la rotación es casi nula. Estoy hablando de nenes que no son convocados y que pueden jugar bien. Noto mucho egoísmo de los entrenadores, al punto que los sientan al costado del césped a veces y dejaron de formarlos a esta edad para dedicarse a queder ganar (privar de jugar a algunos es dejar de formar). Sumado, un silencio cómplice de los padres que tienen la suerte de que su hijo juega. El mío espera ansioso cada citación y nunca llega y se me viene abajo. Obvio el hijo del entrenador siempre juega… creo que quiere salvarse el. No veo alrededor clubes diferentes como para cambiarlo. Parece que los entrenadores en gral ceden dentro de una corriente mundial de competitividad, su fama y el dinero… que cada vez atropella chicos más chicos. No me entra en la cabeza esta discriminación a esta edad. Los entrenadores se manejan puertas para adentro, y no rinden cuentas de nada. ¿Qué puedo hacer?. Hablé con todos y a nadie le interesa un debate siquiera. y mi nene quiere jugar al futbol con sus amigos… Les están robando la alegría a los pibes!!!!!. A.R.

    11. Hola Javier. Mi hijo juega en liga santafesina (Ciudad de Santa Fe, Argentina). Tiene 11 años. Tengo mucho disconformismo por como se manejan sus entrenadores y la omnipotencia que respiran. Son 30 chicos,y la rotación es casi nula. Estoy hablando de nenes que no son convocados y que pueden jugar bien. Noto mucho egoísmo de los entrenadores, al punto que los sientan al costado del césped a veces y dejaron de formarlos a esta edad para dedicarse a queder ganar (privar de jugar a algunos es dejar de formar). Sumado, un silencio cómplice de los padres que tienen la suerte de que su hijo juega. El mío espera ansioso cada citación y nunca llega y se me viene abajo. Obvio el hijo del entrenador siempre juega… creo que quiere salvarse el. No veo alrededor clubes diferentes como para cambiarlo. Parece que los entrenadores en gral ceden dentro de una corriente mundial de competitividad, su fama y el dinero… que cada vez atropella chicos más chicos. No me entra en la cabeza esta discriminación a esta edad. Los entrenadores se manejan puertas para adentro, y no rinden cuentas de nada. ¿Qué puedo hacer?. Hablé con todos y a nadie le interesa un debate siquiera. y mi nene quiere jugar al futbol con sus amigos… Les están robando la alegría a los pibes!!!!!. A.R.

    12. Efectivamente es un problema mundial al que muchos padres nos damos cuenta y sufrimos con nuestros hijos pero nadie mueve pieza y el que la quiere mover, no sabe cómo hacerlo. Aquí está pasando algo parecido y esto solo se puede cambiar desde arriba así que personas como tu deben meterse en el fútbol organizativo y una vez estés allí, poder cambiar las cosas. Quizá llegue tarde para tu hijo pero puede ser que muchos niños argentinos se beneficien de todo esto.Vale la pena intentarlo.
      En Barcelona si existen clubes donde todos los chicos juegan. Pero es complicado encontrarlos.

    13. hola Mi hijo tiene 13 años, solo ha jugado al futbol las pachangas del colegio pero ahora dice que quiere jugar en un equipo federado, lo hemos apuntado para que aprenda y sepa lo que es el sacrificio de entrenar 3 veces al dia y partido los sabados, el problema viene cuando el nivel de mi hijo no es el de los demás, le veo con miedo en los patidos, me da la sensación que no quiere que le pasen para no hacerlo mal en definitiva lo veo con miedo y algo inseguro, los compañeros le recriminan su falta de actitud y el solo agacha la cabeza y lo asume, tengo miedo que le afecte en su personalidad, pero el no falta a ningún entrenamiento e intenta mejorar, los entrenadores me dijeron que le harian trabajo especifico a el solo para que coja algo de soltura pero en ningún momento lo han hecho. Me gustaría tener tu opinión.
      Gracias!

      1. Vamos a darle la vuelta a esta situación. En realidad tu hijo tiene la suerte de enfrentarse a una situación problemática. Los padres no hemos de sufrir ante estas situaciones sino que hay que apoyarle para que sea capaz él solo de salir de este problema. Es normal que esto ocurra porque el recorrido de los demás niños es muy largo y el de tu hijo muy corto. Hasta que no se igualen los recorridos, pasará esto. Por este motivo, lo que hay que hacer es darle confianza, seguridad. Debe luchar y poner esfuerzo para mejorar esa "falta de actitud" que no es más que un ritmo diferente que lo llegará a adquirir con el tiempo. Ponle metas cortas ayudado también con el entrenador. Que pueda apreciar poco a poco su progresión. Verás cómo las cosas van mejorando con el tiempo. Además, esta situación le va a ayudar a ser mentalmente más fuerte que sus compañeros que lo tienen mucho más fácil.

    14. hola Mi hijo tiene 13 años, solo ha jugado al futbol las pachangas del colegio pero ahora dice que quiere jugar en un equipo federado, lo hemos apuntado para que aprenda y sepa lo que es el sacrificio de entrenar 3 veces al dia y partido los sabados, el problema viene cuando el nivel de mi hijo no es el de los demás, le veo con miedo en los patidos, me da la sensación que no quiere que le pasen para no hacerlo mal en definitiva lo veo con miedo y algo inseguro, los compañeros le recriminan su falta de actitud y el solo agacha la cabeza y lo asume, tengo miedo que le afecte en su personalidad, pero el no falta a ningún entrenamiento e intenta mejorar, los entrenadores me dijeron que le harian trabajo especifico a el solo para que coja algo de soltura pero en ningún momento lo han hecho. Me gustaría tener tu opinión.
      Gracias!

      1. Lo más importante es que juegue y si allí no juega debes buscar un equip donde te aseguren que va a jugar. No busques categoría alta, simplemente un equipo normal, donde enseñen y se preocupen de que tu hijo pueda progresar. Cuando estés seguro de haber encontrado el lugar idóneo, verás que tu hijo es por fin feliz jugando a lo que le gusta.

    15. Hola mi hijo de 10 anyos juega en 2 equipos, uno (futbol y uno sala)a raiz de una lesion jugando en el equipo de futbol nos dice que no quiere volver a jugar, (en el equipo de futbol)que los compañeros le menosprecian, el entrenador tambien(la verdad es que en ningun momento se ha interesado por la lesion del niño), en cambio en sala todo lo contrario(el entrenador en este caso esta volcado en la recuperacion del niño). la verdad es que no sabemos que hacer, si le permitimos rendirse a la primera?… pero obligarle??cuando digo se niega es hasta el punto de ponerse a llorar…

    16. Lo importante es que juegue al fútbol. El tiene la suerte de poder escoger entre una modalidad u otra y, por diversas circunstancias, se ha decantado por una. No te preocupes. Que disfrute con su deporte y el tiempo lo dejará todo otra vez claro. Piensa que es muy bueno el fútbol sala para mejorar en la técnica ya que tocas mucho el balón y eso hace que te diviertas más. Muchos jugadores han empezado a jugar en sala y luego han pasado al fútbol.

      ¿Rendirse? Esto no es rendirse sino escoger libremente lo que a uno le apetece más. Lo que no es correcto es dejarlo a mitad. Yo le haría terminar su compromiso con el equipo y luego que la próxima temporada decida él.

    17. Juan Jose Ochoa Menendez

      Buenas, mi hijo ahora tiene 14 años, el año pasado 2019 /20, jugó en division de honor infantil de Madrid, con el Complutense de Alcalá quedaron quintos clasificados del Grupo A donde están el resto Madrid A y Atlético de Madrid A, este año al subir a cadete, jugara en el. Cadete B en categoría preferente, es un chico de 170 de estatura y 46 de pie, el tiene la idea entre ceja y ceja de llegar a profesional y que en esta temporada 2020/21 lo fiche la cantera del Real Madrid, qie. Consejos me das para el niño pueda conseguir su sueño

      1. Hola Juan José: me haces una buena pero difícil pregunta. Te voy a responder como si tu hijo fuera el mío. Lo primero que haría sería comprobar que los entrenamientos y partidos no le privan de sacar las mejores notas en el colegio. En el caso de que no sea así, este año pactaría con él un horario exigente de estudio y unas notas mínimas para este primer trimestre. Si no se cumplen se acaba el fútbol. Y debes cumplirlo porque si realmente quieres a tu hijo le tienes que exigir en sus estudios ya que ese sí es su futuro de verdad. Luego, como buen padre le apoyaría en su sueño hasta el final pero desde la distancia ya que si le presionas al final acabará aborreciendo este deporte. También le diría que si quiere seguir en este camino profesional debe elegir entre la vida que hacen sus amigos (ordenadores, fiestas, etc) y la que ha elegido él que se centra en entrenar y estudiar. No hay mucho tiempo para más. Hay que preguntarle si está dispuesto a prescindir de todas esas cosas tan atractivas. También le diría que sea muy humilde y que sepa aceptar sus errores, que escuche mucho a su entrenador, que sea muy honesto, que el camino es muy duro y hay que poner mucho esfuerzo para conseguir las metas que se propone.
        Podríamos seguir pero claro, es una pregunta tan general que la respuesta es demasiado amplia. Espero haber podido ayudarte.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Categorías
    Scroll al inicio